Universitarios desarrollaron por quinto año consecutivo trabajos de invierno en Los Choros

0
74

A 94 km al norte de La Serena se ubica el pueblo de Los Choros, conocido por sus sabrosos productos marinos, sus aceitunas y, especialmente, por los delfines que se dejan avistar en ese lugar, que se caracteriza también por sus molinos de viento de grandes aspas, y una iglesia con campanadas únicas, aseguran.

Cerca de 86 familias componen su población, y los integrantes más pequeños de las mismas asisten a la escuela y al  Jardín Infantil Frutilandia. Precisamente estos dos lugares han sido, durante cinco años consecutivos, los principales beneficiarios de los trabajos de invierno de los estudiantes de la Universidad Católica del Norte, que este año permanecieron allí entre el 7 y el 10 de agosto, efectuando diversos trabajos de reparaciones y, asimismo, actividades entretenidas para los niños y niñas.

En esta ocasión participaron 11 alumnos de las carreras de Medicina, Derecho, Ing. Civil Industrial, Ing. en Acuicultura, Ing. en Prevención de Riesgos y Medio Ambiente e Ing. en Información y Control de Gestión, bajo la supervisión de las trabajadoras sociales Katherine Vera Godoy y Yasna Araya González, ambas del Departamento Estudiantil de la UCN Coquimbo.

Durante los 4 días en Los Choros, los jóvenes dedicaron esfuerzo y entusiasmo a construir una casita de muñecas en el Jardín Infantil Frutilandia, que permitirá a los párvulos recrearse en un espacio seguro y de esparcimiento. Asimismo, construyeron un techo para el patio, mejorando así este sector de recreación; y, para alegría de los pequeños, realizaron un taller de títeres.

Por otra parte, en la Escuela de los Choros, los universitarios efectuaron obras de mejoramiento en este recinto, tales como actualización y restauración del logo y panderetas del patio de la escuela que se encontraba deteriorado por el clima; cierre del perímetro con malla hexagonal galvanizada, para mejorar las condiciones de seguridad de los escolares; identificación y pintura de las zonas de seguridad de la escuela; y taller de reciclaje, con semillas de hierbas medicinales.

Cabe destacar que los estudiantes contaron con la colaboración de la comunidad de Los Choros, que les facilitó la sede del adulto mayor donde pudieron alojar.

Nómina de estudiantes participantes:

Sebastián Viñales Daza, de Ingeniería en Información y Control de Gestión; Kathya Marcela Olivares Aguilera, Catalina Hermosilla Ossandón, Álvaro Cabrera Veloso, y Brian Araya Cifuentes, de Medicina; Joaquín Antonio Tapia Egaña, de Ingeniería en Prevención de Riesgos y 

 

Medioambiente; Constanza Bravo Morales, y Madelaine Bugueño Orrego, de Derecho; Renzo Alvarado Arevalo, de Ingeniería en Acuicultura; Ignacio Torres Abalos, y Juan Pablo López Salazar, de Ingeniería civil Industrial.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here