Crianceros de Illapel realizaron la Novena versión del día de la Trashumancia

0
35

Pese a la sequía que afecta a la zona, la Asociación de Crianceros de Illapel junto al municipio de la comuna, desarrollaron el fin de semana las actividades relativas al Día de la Trashumancia y del Criancero Caprino, evento que cumplió su novena versión consecutiva.

La actividad partió el viernes con una “choca” y mateada entre los crianceros y la comunidad en el fundo La Aguada de Illapel, lugar en que se reunieron los campesinos junto a sus piños de ganado para organizar el paso que realizarían, al día siguiente por las calles de la ciudad, previo a su partida a la cordillera con sus animales, en busca de mejor forraje para la alimentación de estos.

Posteriormente, el sábado 9, desde muy temprano los arreos iniciaron su trayecto hacia la plaza de armas de Illapel, lugar en que se reunió gran cantidad de personas, especialmente familias con niños, para saludar y despedir a los crianceros y sus cabritas. Para el alcalde de Illapel, Denis Cortés Vargas, el Día de la Trashumancia y del Criancero Caprino es una tradición illapelina que no se puede perder.

“Los vecinos han dado una muy bonita señal al salir de sus casas a esperarlos para saludarlos. Eso es muy lindo, respetar las decisiones que toman nuestros crianceros, de realizar la trashumancia a pesar de las dificultades que están viviendo”, manifestó el jefe comunal illapelino.

Luego de su paso por el centro de la ciudad, los crianceros y su ganado se dirigieron al parque Ambrosio O’Higgins, donde la Municipalidad de Illapel preparó una actividad de reconocimiento para los hombres y mujeres que viajarán a la cordillera. En la oportunidad, el alcalde y concejales de Illapel entregaron un kit consistente en una carpa y otros elementos que les servirán para los meses que estarán en la montaña.

Domingo Barraza, presidente de la asociación de Crianceros de Illapel, destacó que para ellos es muy importante realizar el Día de la Trashumancia. “Llevamos 9 años pasando como lo estamos haciendo y esta es una tradición que no se puede perder. Gracias a esta actividad, nosotros los crianceros somos mejor mirados por la gente, porque antes teníamos que pasar prácticamente escondidos por el borde del río, y ahora la comunidad sale en familia a despedirnos”, manifestó el dirigente campesino.

Los crianceros de Illapel manifestaron que calculan que entre 15 a 20 días les tomará desplazarse con sus arreos a la cordillera, tiempo que se ha extendido producto del estado del ganado caprino por efectos de la sequía. Junto con ello, aquellos que deseen pasar a la cordillera argentina, deberán esperar la determinación de abrir el paso de las autoridades de ese país, la cual tiene fecha para el 15 de diciembre próximo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here