Ovallino se recupera exitosamente de complejo trasplante renal

0
96

Alex Alfaro, paciente del hospital de Ovalle, fue traslado a Santiago para ser receptor del órgano y su recuperación ha evolucionado dentro de lo esperado.

“La donación de órganos me cambió la vida”, señala Alex Alfaro, ovallino de 41 años que el 19 de noviembre  recibió un trasplante de riñón tras largos años de espera por un donante compatible con su estado de salud. Su recuperación ha sido positiva y pronto se espera que comienza a retomar su vida normal después de tanto tiempo, por lo que ha querido hacer público su llamado a las personas a tomar conciencia sobre la donación de órganos y del real impacto que tiene realizar este acto solidario en la vida de las personas que lo necesitan.    

En el año 2009 se le presentó una dolencia en la espalda, por lo que su médico tratante le solicitó exámenes, los cuales reflejaron que sus riñones sólo funcionaban a un 90%. Es así que el 2012 se le presenta un cuadro de hipertensión, provocando más daño a estos órganos, dejándolos con sólo un 60% de funcionalidad, necesitando por consecuencia e inevitablemente un trasplante de riñón.

Luego de esta lamentable noticia, se le indicó a Alex que tenía que debía comenzar dializarse mientras esperaba la oportunidad de receptar un órgano. La Diálisis es un tratamiento médico que consiste en eliminar artificialmente las sustancias nocivas o tóxicas de la sangre, especialmente las que quedan retenidas a causa de una insuficiencia renal, por lo que, a contar de ese momento, la vida de Alex cambió completamente.

A contar del 2016 Alex ingresó a la lista de espera por un trasplante de órgano, pero el milagro sucedió y según cuenta, el 19 de noviembre de este año recibe una llamada desde el Hospital de Ovalle, “donde me dicen que tengo que venirme inmediatamente, porque está lista la ambulancia y tienes que irte a Santiago, porque hay un riñón que es para ti, yo no le creí, entonces me confirmaron que era verdad, así que le conté a mis compañeros de trabajo y me dijeron que me fuera al tiro… me subí a la ambulancia y me llevaron”

El joven ovallino recuerda que “allá tuve que esperar que operara a una persona de Copiapó que también recibió un trasplante y me operaron a mí y con esa persona somos riñones hermanos, porque recibimos el trasplante desde el mismo donante”.

Respecto a la gestión que realizó el hospital local para hacer posible el trasplante, Alex comentó que “la disponibilidad de los médicos y las enfermeras de ayudarme a gestionar el trasplante fue excelente, todo lo hice acá en el hospital, mis exámenes y mi registro que piden desde Santiago para gestionar la operación”.

Lorenzo Soto de La Vega, director del Hospital de Ovalle, comentó que “estamos muy contentos por la recuperación que está teniendo Alex y estamos a la espera de que lo den de alta en Santiago para continuar con sus controles en nuestro recinto, tanto él como muchos otros pacientes que se encuentran esperando por un trasplante son una preocupación constante de nuestra institución, por lo que hacemos seguimiento de sus casos al detalle para que cuando se presente la oportunidad, su estado de salud  sea compatible con el trasplante”.

En esa misma línea, el director del hospital comenta que “como institución de salud hacemos un llamado a la reflexión dentro de la familia sobre estos temas, ya que, como Alex, hay muchas personas más que necesitan un órgano y donar es vida, por lo que esperamos que no haya más prejuicios en torno a la donación de órganos nunca más y que existan más donantes”

Alex no bajó los brazos en su lucha por un trasplante de órgano, pero durante ese arduo camino él comenta que “a veces los pacientes se resignan y los que realmente sufren son los hijos, las esposas o los padres y ver eso duele mucho más que la enfermedad, incluso hasta los equipos de salud sufren, porque se generan lazos al estar tanto tiempo dializándote, a uno lo ven reír, llorar, estar un día bien y otro mal… cuando alguien dona sus órganos, hace feliz a una cadena completa de personas”

Hoy este joven ovallino está feliz, “es un cambio total, ya no hay que dializarse, hay más tiempo para estar con la familia, es un cambio total y es un alivio para mi y todos los que me rodean”, consignó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here