Carlos Francisco Ortíz: Los derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC)

0
388

«El mayor resultado de la educación es la tolerancia». Helen Keller

Nuestro país se encuentra ad portas de proceso constituyente histórico que busca convertirse en la solución a las demandas ciudadanas que dieron origen al 18-O, y dentro de los muchos temas a debatir y considerar para una nueva Constitución, se encuentran los Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Ahora bien, qué podemos entender por DESC. A continuación unas breves líneas  sobre éstos.

Los Derechos Económicos Sociales y Culturales (DESC) son los derechos humanos relativos a las condiciones sociales y económicas básicas necesarias para una vida en dignidad y libertad, y hablan de cuestiones tan básicas como el trabajo, la seguridad social, la salud, la educación, la alimentación, el agua, la vivienda, un medio ambiente adecuado y la cultura.

Los DESC, están comprendidos en los denominados derechos humanos de la segunda generación. División de los derechos humanos propuesta inicialmente por el jurista checo Karel Vasak en 1979. Reciben el nombre de derechos humanos de segunda generación debido a que su reconocimiento en la historia de los Derechos Humanos fue posterior a los derechos civiles y políticos.

Los DESC, como DD.HH., son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Son Derechos interrelacionados, interdependientes e indivisibles.

La razón de ser de los DESC es garantizar el pleno respeto a la dignidad y libertad del ser humano, lo cual tendría lugar  – según la teoría – en una democracia, no siendo el caso Chileno, pues desde el 11 de marzo de 1990  hemos vivido en una pseudo democracia.

Los DESC están incluidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) en los artículos 22 al 27; y en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC), que fue adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidad en 1966, y entró en vigor en 1976.

El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC), fue  suscrito por Chile en 1969 y ratificado en 1972. Luego, al año siguiente – 1973 – se produjo un golpe militar instándose en el país una dictadura cívico-militar  que inició un experimento de índole económica, política, social e ideológica, conocido como neoliberalismo, cuyos artífices fueron los Chicago Boys, quienes  inspirado en las máximas pregonadas por Friedrich Von Hayek, Milton Friedman y sus seguidores de la Sociedad Mont Pelerin, privatizaron los DESC convirtiéndolos en libertades y desconociéndolos como derechos.

La privatización de los DESC – hoy  libertades ESC – se encuentra protegida por la Constitución de 1980.

En la actualidad, la Oficina del Alto Comisionado de las Unidas para los Derechos Humanos, ha establecido una lista básica de siete DESC, con su contenido mínimo, a saber:

Derechos de los trabajadores: 

  • Prohibición del trabajo forzado.
  • Derecho de aceptar o rechazar un trabajo.
  • Salario equitativo y justo.
  • Limitación de las horas de trabajo y suficiente tiempo libre.
  • Seguridad e higiene en el lugar de trabajo.
  • Afiliación a sindicatos, derecho de huelga.

El derecho a la seguridad social y a la protección social:

  • No denegación de manera arbitraria o no razonable.
  • Derecho a la igualdad en el disfrute de la adecuada protección.

La protección de la familia y la asistencia a ésta:

  • Contraer matrimonio mediante libre consentimiento.
  • Protección de la maternidad y paternidad. 
  • Protección de los hijos de la explotación económica y social.

El derecho a un nivel de vida adecuado:

  • Derecho a la alimentación y protección contra el hambre.
  • Derecho a una vivienda adecuada, agua y vestido

El derecho a la salud, que incluye el derecho:

  • Accesión a las instalaciones, los bienes y los servicios relacionados con la salud.
  • Condiciones ambientales y laborales saludables.
  • Protección contra enfermedades epidémicas.
  • Protección de la salud sexual y reproductivo

El derecho a la educación:

  • Enseñanza primaria gratuita y obligatoria. 
  • Enseñanza superior accesible y progresivamente gratuita.
  • Derecho de los padres de escoger la escuela de los hijos.

Los derechos culturales:

  • Participación en la vida cultural.
  • Derecho a compartir los adelantos científicos y beneficiarse de ellos.
  • Derecho a la protección de los intereses morales y materiales de autor.

Para un país que aspira alcanzar el estatus de país desarrollado, resulta fundamental que se reconozcan y consagren en su Carta fundamental los DESC, como derechos propiamente tales,  y  no como simples libertades, pues no se puede hablar de desarrollo económico y equidad en un país si son excluidos de su Carta Fundamental los DESC.

Los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, son la deuda pendiente que tiene Chile a considerar en una nueva Constitución Política de la República.

Por Carlos Francisco Ortiz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here