Vacaciones de Invierno brindaron un impulso al turismo en la región de Coquimbo

Buen escenario que fue destacado por las autoridades en la materia, quienes a su vez hicieron el llamado a no bajar los brazos en cuanto al cuidado que debe permanecer en la ciudadanía, principalmente siguiendo todas las medidas de higiene y seguridad, tanto en recintos turísticos así como también en los espacios al aire libre.

Durante estas dos semanas en el marco de las vacaciones de invierno, han ingresado más de 20 mil turistas que se han repartido desde las diferentes comunas, según las cifras emanadas por parte del Servicio Nacional de Turismo en la región de Coquimbo. Días que han permitido dar un respiro a los cientos de empresarios y emprendedores del rubro turístico, sobre todo los del rubro hotelero y gastronómico teniendo en cuenta los datos aportados por parte de Sernatur, que indicaron que durante estas vacaciones de invierno el promedio de pernoctación fue de un 71% y la proyección hasta el 30 de julio, han señalado que las reservas ocupan un promedio del 40% de la disponibilidad total en la región.

Un impulso necesario que necesitaba el sector turístico, debido al fuerte impacto negativo que significaron las cuarentenas y limitaciones de movilidad en los ciudadanos. Efectos colaterales que se tradujeron, por ejemplo, en el despido de casi un 50 % de empleados dependientes de los servicios turísticos a nivel regional, según las cifras de la cartera de Economía en la región. Por todo lo anterior, las autoridades trataron de focalizar las medidas correctas para fortalecer el rubro nuevamente, de hecho se realizaron múltiples jornadas entre ellas y los empresarios turísticos para determinar las decisiones más acertadas.

Una de las medidas que permitieron mejorar el sector, fue lograr un gran porcentaje de inoculación en la población regional que en definitiva, permitió que la región avanzara en el plan Paso a Paso, otorgando la posibilidad que en este escenario de vacaciones de invierno, la región pudiese recibir a los turistas en fase 3. Una realidad que brindó la oportunidad de inyectar recursos considerables en materia turística. De hecho, según Senatur, durante estas dos semanas el gasto promedio de un turista que llegó a la conurbación, fue de alrededor de $ 47.000 pesos diarios.

Al respecto, la Directora Regional de Serrnatur, Angélica Funes, destacó que “para reactivar en un escenario de pandemia el mensaje no solo es ser un destino con diversas experiencias si no que seguro y que también invita a los turistas a seguir cuidándose y mantener en su visita a la región las medidas sanitarias. Una de las claves de la reactivación es el trabajo en conjunto entre el sector público y privado; la instalación de los protocolos sanitarios a los prestadores de servicios turísticos y el trabajo mancomunado con la Seremi de Salud para vacunar a los colabores del sector turismo”.

Por otra parte, la gerenta de la Asociación Turística Barrio del Mar, aseguró que “la fase 2 nos permitió abrir nuevamente nuestras puertas y aumentar las ventas con la llegada del público a los locales, dinamizando inmediatamente a todo el sector. El cambio a la Fase 3 antes de las vacaciones de invierno junto con permitirnos atender al interior aumentando los aforos, nos permitió también atender los fines de semana, días extremadamente buenos para el rubro».

Se parte compratiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *