Cuarto retiro de fondos dejaría sin ahorros previsionales a más del 40% de los afiliados en la Región de Coquimbo

Como consecuencia de un eventual nuevo proceso de retiro de fondos previsionales, se estima que un 43% de los coquimbanos quedaría sin ahorros para su pensión futura. La medida impactaría duramente a las pensiones de mujeres y jóvenes.

La discusión en el Congreso de un cuarto retiro voluntario del 10% del ahorro previsional comenzará la próxima semana. De aprobarse esta medida, a nivel nacional, el 20% de los afiliados no estaría habilitado para acceder, dado que no cuenta con fondos en sus cuentas individuales. Según estimaciones realizadas por la Asociación de AFP, ese porcentaje equivale a 2.132.056 personas, puntualmente 796.622 hombres y 1.335.434 mujeres.

En términos globales, un nuevo proceso haría que otros 2.420.766 afiliados retiren el total de sus ahorros previsionales, lo que significa que 4.552.822 afiliados se quedarían sin ahorro para su pensión futura. De ellos, un 35% corresponde a hombres y un 51% a mujeres. De esta forma, las mujeres siguen siendo las más perjudicadas por los retiros anticipados de ahorros previsionales, lo que tendrá un fuerte impacto en su pensión futura. En el caso de los jóvenes también se proyecta un grave daño en su ahorro previsional por cuanto el ahorro de los primeros años de cotización es el que recibe la mayor rentabilidad en las inversiones realizadas por las administradoras. 

Por otra parte, los retiros anticipados de fondos obligan a la liquidación de inversiones locales, lo que impulsa una mayor tasa de interés de los instrumentos de renta fija nacional. Esto se traduce en una caída en la valorización de los fondos más conservadores, principalmente los Fondos D y Fondos E, impactando en el ahorro previsional de los trabajadores.

Sumado a lo anterior, un eventual cuarto retiro del 10% acentuaría la desigualdad regional. En zonas como La Araucanía, Ñuble y El Maule el porcentaje de personas que quedarían sin ahorros en sus cuentas individuales alcanzaría el 45%. En tanto, en la Región de Coquimbo, de los 428.224 afiliados activos, 85.868 ya no cuentan con fondos. Con un cuarto retiro, un 43% quedaría en esa condición. 

De aquellos afiliados que estarían habilitados para acceder al retiro en la región, solo 21.665 podrían hacerlo por el máximo (150 UF), mientras que 78.421 podrían girar un monto inferior a $500.000, lo que evidencia que las personas más vulnerables y que han sido más impactadas a partir de la crisis gatillada por la pandemia, son las que recibirán menos recursos, pues ya han utilizado todos sus ahorros previsionales.

Se parte compratiendo