¿Cuánto cuesta mi casa? La fórmula para calcular el valor de una vivienda

La pandemia ha sido un periodo de grandes cambios para todos, pero aún más para los que han decidido vender su propiedad para optar por una mejor. Sin embargo, llegar a un precio final por ella puede ser algo complejo, especialmente para aquellos que nunca han vendido una casa.

Según un informe elaborado por Telefónica, Cisco y la Universidad del Desarrollo, más de 380 mil santiaguinos optaron dejar la Región Metropolitana el año pasado para buscar nuevos aires. La razón principal sería el teletrabajo, pero algunos simplemente querían abandonar el habitual caos capitalino.

Es posible que durante este año la tendencia siga, considerando que algunas empresas permanecen con esta modalidad de trabajo: “Muchos están pensando seriamente en abandonar la capital para tomarse un respiro y conectarse más con la naturaleza. Eso sí, para hacerlo varios tendrán que vender su propiedad actual con el objetivo de solventar los gastos relacionados al cambio de casa”, comenta el emprendedor inmobiliario Erik Leiva Piña.

¿Cuáles son los factores que permiten calcular el valor real de una vivienda? Ya sea casa o departamento, en ambas opciones hay elementos en común.

El factor físico

Algo muy importante a la hora de avaluar un inmueble, es determinar todo lo relacionado a su aspecto físico, siendo lo central, sus metros cuadrados (m2). Por ejemplo, una casa de 60 m2 en Santiago, tiene un valor mínimo aproximado de $30 millones. En cambio, una que sobrepasa los 100 m2, ya puede duplicar esta cifra.

En el caso de los departamentos, en el mercado de las viviendas usadas es posible encontrar precios parecidos que las casas, únicamente teniendo en cuenta su superficie. Sin embargo, por lo general las casas presentan mejores condiciones habitacionales, por precios similares.

Sin embargo, no todo lo que importa son los m2, ya que también es necesario evaluar aspectos como el número de dormitorios disponibles, los baños, si cuenta con patios, de qué tamaño es la cocina, el living y comedor, entre otros aspectos.

Mientras en mejor estado se encuentre el inmueble, mejor será el precio final de venta.

La ubicación

Sin embargo, considerando la pluralidad socioeconómica presente en la capital, la ubicación de una vivienda puede tener una alta incidencia en el precio final de una casa o departamento. Factores como la seguridad de una comuna, su densidad poblacional, el estado de sus calles y áreas verdes, puede influir en la decisión de compra.

Según la Radiografía del sector inmobiliario realizada por Yapo, las tres comunas con las casas más caras de 2021 son Las Condes, Lo Barnechea y Ñuñoa. Por el lado de los departamentos, Vitacura, Las Condes y Lo Barnechea lideran el ranking.

Para hacerse una idea, el valor de este departamento en Las Condes, de 60 m2, tres dormitorios y un baño, alcanza los $115 millones. Uno con las mismas condiciones, pero en Maipú, llega a los $58 millones.

Acceso a servicios básicos

Muy relacionado al punto anterior, se encuentra la cercanía que tiene la vivienda a servicios básicos como colegios, universidades, supermercados, centros comerciales, hospitales, clínicas, entre otros.

Si bien es cierto, esto puede influir en el valor final, igualmente puede hacerlo cuando existen proyectos a futuro: “Si tu casa se ubica en las comunas de Renca, Cerro Navia, Quinta Normal, Santiago, Providencia, Las Condes o Vitacura, y hoy no tiene acceso a metro, puede ser posible que lo tenga en un futuro próximo gracias a la construcción de la línea 7. A pesar de que no está lista, este factor perfectamente puede incidir en el valor final de una propiedad”, comenta Erik Leiva.

Siempre es bueno contar con la opinión de un experto

Por lo general, todos estos son los factores más importantes a la hora de dar valor a cualquier propiedad. De todas formas, es posible también contar con otros aspectos más detallados, como por ejemplo, cuál es la orientación que tiene la vivienda respecto a la luz solar, algo que puede influir mucho en el ahorro energético de un hogar.

Para calcular ese tipo de factores, lo más recomendable es contar con la opinión de un experto en tasación de propiedades, ya que ellos pueden determinar con mayor exactitud si el valor que uno cree está por encima o por debajo de lo que debe ser realmente.

Se parte compratiendo