En el Mes del Corazón: Llaman a tomar en consideración patologías que se podrían heredar

Si llevan hábitos poco saludables como fumar, consumir alcohol o no practicar actividad física de forma regular, tienen más probabilidad de tener hijos obesos y con colesterol elevado.

Agosto es el mes del corazón, oportunidad ideal para poder revisar el nuestro y evaluar cómo lo estamos cuidando día a día, más aún, cuando cada decisión que tomamos puede tener consecuencias a futuro, e incluso afectar directamente la salud de nuestros hijos.

Así lo detalla el doctor Andrés Cifuentes, Referente Regional del Programa de Salud Cardiovascular del Servicio de Salud Coquimbo, quien hace hincapié en la importancia de adquirir hábitos saludables y poder replicarlos en familia. “En muchos casos los padres que tienen hábitos alimentarios no saludables ven replicadas estas conductas en sus mismos hijos, es por eso que son las familias completas las que deben ser tratadas, ya que una mala nutrición por exceso puede generar un alto riesgo cardiovascular”, señala.

El especialista explica además que los genes tienen una clara influencia en las enfermedades cardiovasculares, ya que existen algunas condiciones genéticas que pueden generar miocardiopatías o patologías degenerativas cardiovasculares, que son adquiridas a través de los malos hábitos en salud, “como consumir alimentos altos en grasas saturadas, el sedentarismo y el tabaquismo, que son factores de riesgo para la aparición de hipertensión arterial, infarto agudo al miocardio e insuficiencia cardiaca, entre otras afecciones cardiovasculares”.

¿Podemos evitar que nuestros hijos hereden enfermedades cardiovasculares?

Para cuidar nuestro corazón en familia, y así evitar que puedan desencadenarse enfermedades cardiovasculares, el Referente del Servicio de Salud Coquimbo recomienda respetar las cuatro comidas diarias (más colaciones en la mañana y en la tarde), disminuir el consumo de alcohol y grasas saturadas, aumentar la ingesta de agua, frutas y verduras, y eliminar la comida chatarra. En relación a la actividad física, sugiere realizar al menos 30 minutos tres veces por semana, ya que esto mejorará el acondicionamiento cardiovascular, la capacidad funcional cardiaca y la resistencia al ejercicio, además de contribuir a la baja de peso sostenida cuando se requiera.

Para el especialista, es importante destacar que los buenos hábitos alimenticios deben cultivarse en familia, por lo que si hay padres que tienen conductas poco saludables, es el grupo familiar el que debe ser intervenido por un equipo multidisciplinario de salud para mejorar los malos hábitos en la alimentación y los factores de riesgo que esto conlleva.

“Nuestro sistema público de salud está comprometido en ayudar a las familias que quieren hacer un cambio, a través de diversos programas como Elige Vida Sana, que pone a disposición de los usuarios de FONASA un equipo de nutricionistas, kinesiólogos y psicólogos de forma gratuita, para mejorar estilos de vida”, comenta.

Aprende a identificar si tu corazón está fallando:

Cuando nuestro corazón se encuentra afectado por alguna patología, existen algunos síntomas de alerta a los que se debe prestar atención, pues podrían indicar una disminución de la irrigación sanguínea y provocar incluso muerte celular cardiaca.

– Disnea (dificultad para respirar) a esfuerzo o al mínimo esfuerzo.

– Dolor al pecho con irradiación hacia el brazo izquierdo y cuello.

– Cansancio en actividades habituales.

– Palpitaciones (taquicardia).

– En algunos casos, también genera vómitos, mareos y dolor en la boca del estómago.

Por eso, frente a la presencia de estos síntomas, es importante asistir al centro de salud más cercano. El doctor Cifuentes detalla que en el sistema público de salud existe justamente el examen médico preventivo, al que pueden acceder todos los mayores de 18 años de forma anual, y que permite detectar enfermedades que pueden estar manifestando síntomas silenciosos. “Quisiera invitar a los pacientes que posean factores de riesgo como sobrepeso, obesidad, tabaquismo, sedentarismo o abuso de alcohol a que asistan a estos controles de forma preventiva. Esta es la oportunidad para no descuidar la salud y aprovechar las fases de apertura en la que se encuentran algunas comunas para asistir con todas las medidas de autocuidado”, finaliza.

Se parte compratiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *