Una “auditoría forense” analizará las finanzas de la municipalidad de Coquimbo

La propuesta fue respaldada en forma unánime por el concejo de la comuna-puerto. Este viernes deberían estar listas las bases de la licitación para la ejecución de esta revisión de las arcas municipales.

En forma unánime, los integrantes del concejo municipal de la comuna de Coquimbo respaldaron la idea de realizar una “auditoría forense” a las finanzas de la municipalidad, durante la sesión realizada este miércoles 18 de agosto de manera remota.

En la ocasión, el alcalde Alí Manouchehri explicó que desde el “día uno” de su administración anunció la ejecución de una auditoría forense, atendiendo el requerimiento ciudadano”.

El edil recalca que en paralelo de fijar plazos y objetivos -“dónde estamos y hacía dónde queremos ir”- se debe conocer “qué sucedía anteriormente, principalmente en los estados financieros”.

Cabe recordar que esta semana, el alcalde de Coquimbo se querelló en contra de su antecesor, Marcelo Pereira, por el eventual delito de malversación fondos públicos y fraude al fisco, considerando la abultada deuda municipal, que actualmente bordea los 32 mil millones de pesos y que, para fin de año, alcanzaría los 40 mil millones.

Para Manouchehri, la auditoría forense permitiría analizar “analizar distintas perspectivas” pero precisó que “jamás nos permitirá abarcar toda la estructura municipal”.
Por su parte, Leonardo Hernández, administrador municipal, detalló que la “auditoría forense tiene características distintas a una auditoría común y corriente, principalmente en el grado de profundidad y revisión de los procesos”.

En relación a la que se aplicaría en la municipalidad de Coquimbo, Hernández informó que “abarcaría: los estados financieros, los contratos de prestadores de servicios y los procesos de compras”.
Asimismo, se precisó que la unidad de Control Interno de la municipal está preparando las bases de licitación de la auditoría forense, las que estarían finalizadas este viernes 20 de agosto.
No hay un costo estimado de la auditoría forense y, hasta el momento, no hay financiamiento para su realización, aunque es un compromiso del actual alcalde.

El concejal Felipe Velásquez, presidente de la Comisión de Régimen Interno, recordó que como nuevas autoridades tienen un plazo de 120 días para la realización de una auditoría de estas características. “Esta auditoría tiene por objetivo no solo investigar los presuntos delitos de malversación de fondos y de fraude al fisco, sino que a todos los delitos que pudieran existir como cohecho, falsificación de documentos públicos, manipulación de información contable, delitos tributarios y delitos financieros”.

Para Velásquez -quien de profesión es abogado- se deben investigar “no sólo los delitos que afecten la probidad administrativa sino que también aquellos delitos que afecten a la recta administración pública como el delito de prevaricación administrativa”.

Además de la auditoría forense en curso, la Subdere aportó 20 millones de pesos para la realización de una auditoría, que se enfocaría en las finanzas municipales.

Se parte compratiendo