Operación Deportados: Cae banda familiar que cometió una decena de robos en bancos y joyerías

Una de las víctimas corresponde a una mujer que se disponía a depositar 15 millones en una sucursal banciaria de la ciudad de Ovalle.

La investigación se inició durante el mes de octubre del 2020, cuando dos sujetos ingresan a una sucursal bancaria de la comuna de Ovalle, y proceden a agredir a una persona de sexo femenino, con golpes de pies y de puño, para sustraer los $15 millones que la víctima se disponía a depositar. 

Con gran violencia, los sujetos logran su cometido y salen del banco, donde los esperaba una mujer en un vehículo marca Hyundai, modelo Sonata, y huyeron rápidamente por las arterias de la capital de la provincia del Limarí.

Antecedentes significativos para los detectives de la Brigada de Investigación Criminal Ovalle, a través del Sistema de Análisis Criminal y Focos Investigativos de la fiscalía, para comenzar con el trabajo en el sitio del suceso, reuniendo los antecedentes necesarios para identificar a los participantes de este hecho tan violento.

El trabajo de la policía civil se desarrolló por varios meses, y utilizaron diversas técnicas investigativas, hasta establecer la existencia de una banda criminal, compuesta por dos mujeres y dos hombres, vinculados por lazos familiares y amorosos, dedicándose a la ejecución de delitos violentos, especialmente en bancos y joyerías de la zona.

“Es una organización criminal transnacional, que poseía una jerarquía, en ella existía una líder, quien mantenía los contactos para organizar estos delitos e instruir a los demás, como sus brazos operativos. Los dos hombres eran los encargados de materializar los robos y, la otra mujer, hija de la líder, era quien conducía el vehículo”, señaló el Subprefecto Javier Rodríguez, jefe de la Brigada de Investigación Criminal Ovalle.

Los detectives, realizaron el trabajo de análisis criminal e inteligencia policial, determinando la participación de esta banda en el hecho ocurrido en la sucursal bancaria y en otros 13 robos ocurridos en las comunas de La Serena y Coquimbo, utilizando el mismo modus operandi, según lo establece la investigación de la PDI.

“Dos de los integrantes fueron deportados, en el año 2018, desde Italia y España, por haber cometido delitos violentos en esos países, ambos cumplieron condena y luego de ser deportados se establecieron en La Serena”, enfatizó el Subprefecto.

Con estos antecedentes, hoy en horas de la madrugada, previa coordinación con el Ministerio Público, el Juzgado de Garantía emanó las respectivas órdenes de detención para la banda y las órdenes de entrada y registro para los inmuebles en que residían, ubicados en el sector de Puertas del Mar en La Serena y las Lomas del Sauce, en Coquimbo.

Estos allanamientos, fueron realizados en presencia del Fiscal de la causa, Jaime Rojas y finalizaron con la detención de la totalidad de la banda criminal, además de la incautación de especies como las vestimentas utilizadas al momento de cometer los delitos, que fueron corroboradas mediante registros audiovisuales de los hechos; dinero en efectivo, un arma de fuego y su munición, además de prendas de vestir nuevas, aún con alarmas de seguridad.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Garantía de Coquimbo, para su respectivo control de detención y formalización de los cargos por parte del Ministerio Público.“Los cuatro quedaron en prisión preventiva, por delitos de robo con violencia, hurto, asociación ilícita, y también tenencia ilegal de arma de fuego y municiones. Hacemos el llamado a otras personas que tengan antecedentes que den cuenta de la participación de estos sujetos en otros ilícitos, a entregarlos a la Fiscalía o a la Policía de Investigaciones”, indicó el Fiscal de Focos, Jaime Rojas.

Se parte compratiendo