Gobernadora golpeó la mesa: Pidió limitar salidas de profesionales del GORE para priorizar gestiones pendientes

Este es el primer desacuerdo que se evidencia entre la gobernadora, Krist Naranjo, y los integrantes del Consejo Regional. A a nueva autoridad le preocupa que algunas obras regionales no avancen, debido a las continuas salidas de jefes y encargados /as de las distintas áreas.

Los desacuerdos y las diferencias de opinión y criterio son infaltables en los equipos de trabajo, sin embargo lo importante es aunar voluntades para alcanzar las metas y objetivos. Toda esta dinámica se ha visto reflejada al interior del Gobierno Regional de Coquimbo. En la última sesión entre la gobernadora y el Consejo Regional, hubo una de las primeras discrepancias por la forma y estilo de trabajo que se estaría desarrollando al interior del órgano colegiado.

Al parecer, a la gobernadora Krist Naranjo, le preocupa las salidas constantes de los profesionales técnicos que cumplen labores de apoyo para las autoridades del gobierno regional. Lo anterior, teniendo en cuenta los atrasos que han tenido proyectos públicos en algunas comunas de la región, por lo mismo, Naranjo quiso establecer una limitante en las salidas, especialmente de los jefes /as y encargados /as de las distintas áreas de carácter técnico. Aquello, inmediatamente generó incomodidad en los integrantes del Consejo Regional, pues aseguraron que durante sus salidas a terreno para evaluar proyectos que están en desarrollo, es fundamental contar con las sugerencias técnicas que les brindan los profesionales de apoyo.

En medio de estas primeras diferencias, el Consejo Regional decidió emitir un comunicado que puntualizó: “Es sumamente necesario generar un procedimiento de trabajo con las divisiones del Gobierno Regional que asegure que el Consejo Regional cuente con la información, acompañamiento, asesoría de las contrapartes técnicas en forma oportuna para el cumplimiento de las funciones propias del GORE. Teniendo presente que el cuerpo colegiado ha manifestado y demostrado toda la disposición, colaboración y compromiso con la gobernadora regional, para un trabajo mancomunado en beneficio de la región, esperando que ese compromiso sea recíproco. Cualquier afectación en dicha comunicación o coordinación solo genera retraso en el trabajo a beneficio de la comunidad”.

Por otra parte, la principal autoridad aludida, la gobernadora Naranjo, manifestó que estas dinámicas son propias de un trabajo interno en el que se requiere aunar voluntades y criterios. Una de las principales aristas que preocupa a la nueva gobernadora, tiene que ver con las obras y gestiones pendientes que se tienen con los municipios de la región. Al respecto, Naranjo sostuvo que «nos encontramos con muchos temas que no fueron atendidos a tiempo por parte de las antiguas administraciones, quedando pendientes y a las cuales debemos dar respuesta. Tal como les expliqué durante la sesión, mi equipo y yo estamos con mucha demanda para avanzar en la ejecución presupuestaria, agilizando iniciativas, priorizando proyectos en reuniones con los alcaldes y sus equipos y, en paralelo, revisando todos los procesos internos, como he dicho estamos ordenando la casa”.

Uno de los que también expresó su malestar, fue el presidente de la Comisión de Régimen Interno del GORE, Jaime Herrera. El profesional aseguró que “nosotros esperamos trabajar mancomunadamente con la gobernadora y estas medidas no ayudan a tener un mejor desempeño y trabajar por el avance que deben tener las iniciativas en pro del desarrollo de los habitantes en todo el territorio”.

Se parte compratiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *