Pescadores de las regiones de Atacama y Coquimbo buscan reimpulsar el rubro con apoyo gubernamental

Desde la Federación de Pescadores que reúne a gremios de la III y IV Región, buscan mecanismos para controlar de mejor manera la extracción de productos, así como también, mejorar obras en las diferentes caletas que permitan ir en una línea de reordenamiento del sector pesquero.

Hasta la caleta de Puerto Oscuro, ubicada en la comuna de Canela, llegaron más de 10 organizaciones que agrupan a los gremios tanto de pescadores como de buzos marinos de las regiones de Atacama y Coquimbo, para definir un trabajo en común con el objetivo de ordenar la actividad del sector pesquero, pues algunos de ellos aseguran, no hay un control suficiente que permita delimitar la cantidad de productos que se extraen del mar. A lo anterior, se suman además los factores del complicado escenario nacional que se vive a nivel productivo y económico, debido a la pandemia por coronavirus, y uno de los puntos más importantes en cuanto a las necesidades del gremio; mejorar los estándares en cuanto a la reconstrucción y remodelamiento que requieren las caletas situadas por el borde costero.

Importante instancia de trabajo en la que también participó el representante del gobierno en la región de Coquimbo. El Delegado Presidencial, Pablo Herman, se reunió con los representantes de los diversos gremios para brindar un camino en común que asegure un fortalecimiento al alicaído sector.

Mayor control en la extracción de productos como el «piure», «loco» o el «ostión», están dentro de las aristas primordiales que los pescadores necesitan zanjar con normativas. Fue el propio Presidente de la Federación de Pescadores Artesanales y Buzos Mariscadores Independientes (FEPEMACH), Leonardo Cares, quien comentó que “hace años había mucho producto, hoy se redujo. Muchos vivimos de la extracción de locos, pero es temporal, queremos abrir también abrir temporadas para los piures y erizos y ofrecerlos al mercado. Queremos partir con erizos y piures. De acuerdo a cómo nos vaya, queremos ver si podemos ir con ostiones y otros recursos, para darle una oportunidad a la pesca artesanal y le dé mayor utilidad económica y tranquilidad a las familias del mar”, acotó el dirigente.

En ese sentido, la autoridad gubernamental acotó que “pudimos llegar a algunos compromisos, vamos a facilitarles las herramientas para que puedan trabajar en esta idea y así mejorar sus negocios y ofrecer otros productos. Estaremos viendo mecanismos para brindarles tecnología a los trabajadores para que de esta forma puedan potenciar su trabajo y cuidar los recursos marinos».

Junto con lo anterior, el otro foco de trabajo de los pescadores es la infraestructura, especialmente en la localidad de Puerto Oscuro, lo que beneficiará a los 25 pescadores que hoy trabajan en esta localidad.

“Estamos poniendo prioridades en sacar los diseños de las caletas. Partimos con Caleta Sierra y de ahí empezamos a empujar otros lugares. Y hoy es el turno de este sector”, señaló el dirigente.

Y es que se viene trabajando hace cuatro años con los pescadores artesanales y las caletas artesanales de la Región de Coquimbo. Muchas de ellas se han ido restaurando y modernizando. En la reunión con la Federación, en la que también estuvo la Dirección de Obras Portuarias, el Delegado Herman acotó que “mostramos el diseño de la caleta y ya la estamos colocando para el financiamiento del próximo año y así poder ejecutar esta obra muy esperada para los trabajadores”.

A través de la visita técnica que también realizaron funcionarios de la Dirección Regional de Vialidad, se revisó el estado de los accesos a las caletas, por los daños en las rutas o por pertenecer a privados. Por ello, también se acordó trabajar en conjunto para mejorar estos caminos y colocar en la Ley de Presupuesto del próximo año, el ingreso a la caleta de Puerto Oscuro que es una vía pública.

Se parte compratiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *