UF llega a los 30 mil pesos: ¿cómo afecta esto al bolsillo de las familias?

A consecuencia de la inflación económica por la que atraviesa el país se prevén alzas en dividendos y arriendos.

De acuerdo con último Índice de Precios al Consumidor (IPC), el costo de la vida en nuestro país se disparó en julio llegando a un 0,8%, acumulando así un incremento de un 2,8% en lo que va del año y siendo una de las cifras más altas de este indicador en los últimos cinco años. Los expertos coinciden en que el efecto de los retiros desde las AFP y las ayudas estatales entregadas por el Gobierno ha hecho que el exceso de liquidez influya en el alza de los precios y contribuya a la inflación que vemos hoy en el país.

Esta alza en el IPC está incrementando el valor de la UF, que a partir de este jueves 9 de septiembre llegará a los $30 mil, como medida para controlar la inflación económica que amenaza con llegar a un 5,7%, para fin de año. Panorama, en el que los expertos anuncian una inminente alza en los arriendos y créditos hipotecarios que se calculan en UF.

Y sobre esto, Cristián Lecaros, CEO de Inversión Fácil, advirtió que “las presiones inflacionarias no solo se han visto en este último trimestre y semestre, sino que se espera persistan a lo largo de todo el 2022. Dado este escenario, ya desde este 9 de septiembre la UF estaría cerrando sobre los 30 mil pesos, lo que significa un aumento en los arriendos, ya que algunos se calculan en pesos y otros en UF, con reajustes semestrales o trimestrales. Los arriendos se van a ver al alza, y por supuesto, los dividendos de todos quienes tengan inversiones, hipotecarios u otros que están reajustados en UF, van a tener incrementos que no se ve que vayan a disminuir en el corto plazo”.

Mismo panorama que percibió, Christian Rodiek, CEO de Firma Virtual, experto inmobiliario, quien se refirió a los efectos de esta subida en el mundo inmobiliario: “Esto es negativo, porque todo encarece, los contratos de seguros, los créditos hipotecarios, los arriendos, muchos gastos importantes que hacemos están fijados en UF. El problema es que la mayoría de las personas reciben su sueldo en pesos y si hay mucha inflación y no hay ajuste de sueldo, al final del día, tenemos sueldos más bajos”. Además, explicó que los más afectados “son las personas de menor ingreso que gastan la mayoría de su sueldo en arriendo, crédito hipotecario, alimentación, lo que significa que la gente se hace cada vez más pobre y disminuye su capacidad de compra”.

Por su parte, Andrés Sadler, CEO de PortalTerreno.com, coincidió en lo mismo al señalar que “el alza de la inflación es un tema muy delicado en el rubro inmobiliario, ya que prácticamente todo está linkeado a la inflación. Los proyectos inmobiliarios se endeudan en UF y de ahí para abajo, hasta el consumidor final, todo está expresado en base a la inflación, por lo cual cualquier alza fuera de lo común, terminará impactando a toda la cadena. En el caso específico de los terrenos, si bien no todos los proyectos inmobiliarios se venden en valores en UF, la gran mayoría sí está indexado a la UF, haciendo más caro el adquirir terrenos a lo largo de Chile en el último tiempo”.

En tanto, Germán Cifra, co fundador de Kick-Off y Nexxos, recomendó que “para todos los que tengan propiedades en arriendo es importante pasarlos a UF, ya que se reajustan automáticamente”.

Además, el experto añadió que “muchos de los arriendos, más que todo habitacionales se encuentran en pesos , entonces la recomendación en primera instancia es poder llevar un arriendo en UF, cosa de que se les pueda reajustar automáticamente, y en un segundo lugar, tenerlo a corto plazo, ya que esto, por ejemplo, si tenemos arriendo a un año plazo fijo nos permite no solo que se reajuste trimestral o semestralmente, sino que también nos permite poder hacer un nuevo contrato con nuevas condiciones cuando se venza, ya que los arriendos dependen mucho del IPC o de la UF, y otro de la plusvalía, por lo tanto si la inflación se reajusta y la plusvalía sube, al nuevo año voy a tener otras condiciones favorables a los arrendadores y/o inversionistas que también se ven reflejados en este cambio,  que no varía si su crédito es en UF y su contrato también”.

Finalmente, Danyelo Oteiza, experto inmobiliario, expresó que «claramente el alza de la UF impactará en el mercado inmobiliario. Sin embargo, no tenemos que olvidarnos que las subidas en los precios vienen ocurriendo desde mucho antes de la pandemia. Para ejemplificar, si una casa costaba 50 millones en 2010, hoy en día puede llegar a valer más del doble dependiendo de la ubicación. Esta situación se ha visto mucho más profundizada en la Región Metropolitana, lugar en donde los precios de los departamentos han subido cerca del 120% en 10 años”.

Se parte compratiendo