Estadio Francisco Sánchez Rumoroso podría servir de «prenda» para crédito de la Municipalidad

Concejo Municipal de Coquimbo aprobó esta mañana la solicitud de autorización de operación leaseback al Ministerio de Hacienda

El Concejo Municipal de Coquimbo aprobó este miércoles 22 de septiembre generar una solicitud de Autorización de Operación Leaseback al Ministerio de Hacienda, en lo que es el primer paso para conseguir $20 mil millones que permitan atenuar la actual deuda municipal que, a diciembre de 2021, alcanzaría los $40 mil millones.

Este acuerdo se asume con total responsabilidad financiera ya que involucra un mandato irrevocable de pago que implica el descuento automático mensual de la cuota proyectada, concepto que no estaba considerado en procesos anteriores, lo que genera mayor confianza en la entidad que entregue los recursos y no pone en riesgo el o los bienes inmuebles que se pongan en prenda. El objetivo de la operación es cancelar deudas y obligaciones de Municipalidad de Coquimbo y, de conseguir los recursos, se proyecta el término del leaseback en 8 años.

Debido a la duración del proceso administrativo entre la etapa 1 que corresponde el envío de la solicitud de autorización; posteriormente las aprobaciones de la Dirección de Presupuesto del Ministerio de Hacienda y finalmente la Revisión y Aprobación de las bases por parte de la Contraloría General de la República para, posteriormente, proceder al llamado de Licitación de una Operación Leaseback, se propone el estadio Francisco Sánchez Rumoroso como bien inmueble de respaldo, ya que la solicitud de la operación considera poner prendas que cubran el 100% de lo solicitado más una holgura de un 20%, y este recinto, según las últimas 2 tasaciones, supera los $32 mil millones. Esto no significa la enajenación del recinto, ni menos que pierda la valiosa utilidad que presta a la comunidad y al deporte local, a su vez y posteriormente, se puede cambiar este bien por otro que también cumpla las características señaladas.

El alcalde Alí Manouchehri hizo hincapié en los pasos que se están dando para tener más holgura económica y cumplir con los compromisos que tiene la casa edilicia porteña. “Lo que estamos iniciando es el proceso para la autorización por parte del Concejo Municipal para solicitar un leaseback ante el Ministerio de Hacienda, lo que involucrará entregar un estudio financiero del municipio, el estado de la deuda y cuánto es el monto máximo que se va a solicitar. En este caso, nosotros los haremos por un monto de $20 mil millones. Lo que nuestro equipo experto explicó en la Comisión de Régimen Interno del Concejo Municipal es sólo un avance de las posibilidades de los bienes que pueden ser enajenados, lo que no es definitivo, pues vamos por un proceso de autorización en la cartera de Hacienda”.

Manouchehri también explicó aspectos claves a tener en cuenta. “El proceso de enajenación involucra entregar en prenda bienes al banco que eventualmente gane esta licitación, pero hay dos aspectos que debemos tomar en cuenta antes de esta decisión. El primero, es que cada uno de estos bienes municipales enajenados serán votado por el Concejo. Lo segundo, es que el leaseback incorpora un mandato irrevocable con cargo a la cuenta corriente del municipio, un procedimiento ajustado a la legalidad vigente, y que impedirá la pérdida de cualquier inmueble perteneciente a la municipalidad”.

Con este paso, aprobado por 7 votos a 4 en el Concejo, se busca continuar con el proceso para ordenar las finanzas municipales, y de esta manera cumplir con diversas obras, demandas y necesidades de los vecinos de la comuna de Coquimbo.

Se parte compratiendo