La Serena: Municipio arremete contra el comercio ambulante

Diversas estrategias que ha implementado la casa edilicia busca frenar la proliferación de una problemática país, destacando aquellas relacionadas con concientizar a las personas que compran a los vendedores informales. 

Si bien la instalación del comercio ilegal en distintos puntos de la comuna, principalmente en dos calles el Casco Histórico ha sido una problemática de larga data, no menos cierto el permanente esfuerzo realizado por el municipio para encontrar una forma de controlar en parte esta situación que no sólo afecta a La Serena, sino a diversas ciudades del país. 

Acciones que van desde patrullajes con dron, controles junto con Carabineros, participación en mesas de trabajo, hasta implementación de ordenanza municipal que multa a los compradores, han sido ejecutadas por el municipio en los últimos años recogiendo el sentir de la mayoría de la comunidad que exige soluciones. A ello se suma, el arriendo de un local para la instalación de los vendedores en un sitio fijo y  el ofrecimiento de capacitaciones para su formalización, todas propuestas que han sido desestimadas por los vendedores ilegales, quienes prefieren seguir en la informalidad dada la alta rentabilidad económica al estar en las zonas de mayor confluencia de gente. 

“A través de las mesas de trabajo que se han realizado con diferentes estamentos, se han ejecutado una serie de estrategias que van orientadas a la disminución del comercio ilegal que se instala principalmente en calle Cordovez, que son impulsadas  e instruidas por el alcalde Roberto Jacob. Dichas acciones han tenido buenos resultados, porque han permitido que no vendan cómodamente generando reacciones por parte de ellos, como manifestaciones que además interrumpen el tránsito y el orden público, principalmente porque no entienden que lo que ellos ejercen es ilegal y han rechazado en diferentes oportunidades la posibilidad de salir de allí e instalarse en un sitio fijo”, señaló al respecto Gonzalo Arceu, Director de Seguridad Ciudadana del municipio serenense, destacando por ejemplo el sitio que el municipio arrendó para las personas que venden verduras principalmente y que fue desestimado por ellos. 

A raíz de ello, las nuevas estrategias apuntan a la concientización de la gente a no comprar en el comercio ilegal, porque con ello se fomenta la instalación generando grandes inconvenientes. “Apelamos a las personas a no comprar, porque entendemos que es la forma de frenar esta problemática, o por lo menos disminuirla. Todos demuestran disconformidad con la instalación del comercio ilegal, pero muchos siguen comprando, generando que toda acción que realicemos sea infructuosa”. 

Consecuentemente, Arceu destaca los factores negativos que provoca esta problemática en nuestra ciudad. “No sólo hablamos de que impiden el libre tránsito, especialmente a personas con discapacidad, sino que además dificultan el acceso a los locales establecidos, tampoco venden con los protocolos sanitarios necesarios en época de pandemia por lo que existe un alto riesgo sanitario y son facilitadores de muchos delitos relacionados con robos”, subrayó el funcionario municipal, quien confirmó que seguirán ejecutando distintas estrategias, entendiendo que es necesaria la participación activa de otros estamentos públicos y privados, además del apoyo de la propia comunidad. 

En tal sentido, destacan además las alianzas que mantiene el municipio con el sector privado, para sacar adelante la campaña comunicacional destinada a la emisión de  un spot, entrega de folletería, entre otros, con mensajes y recomendaciones a en torno a este tema, llamando a residentes y turistas a no comprar en el comercio ilegal, dado que contribuyen a fomentar esta actividad, en vez de sumarse a ser parte de la solución. 

Se parte compratiendo