Chile, el país de Latinoamérica en donde más han aumentado los precios de las viviendas

Según la última versión del estudio Global House Price Index, en los últimos doce meses el valor de casas y departamentos ha subido un 10,7%. El experto en construcción inmobiliaria, Sebastián Yáñez Quezada, explica las razones de este aumento y las perspectivas de mercado.

La pandemia ha provocado grandes cambios en el mercado internacional. Uno de los rubros más afectados ha sido el inmobiliario, ya que a nivel general los precios de las viviendas han aumentado considerablemente. 

La consultora británica Knight Frank ha sido una de las que más ha investigado este fenómeno gracias a su estudio Global House Price Index, que en su más reciente actualización entregó interesantes resultados. 

Luego de analizar la variación de precios en 55 países durante los últimos 12 meses, varias naciones sufrieron drásticos cambios respecto al listado anterior. Una de ellas fue Chile, que se trasladó del puesto 49 al 18. 

“No es de extrañar que nuestro país siga subiendo en este tipo de rankings, considerando que existen varios factores que inciden en el aumento de precios. Uno de ellos tiene relación con que los materiales de construcción cada día cuestan más”, explica Sebastián Yáñez Quezada, experto en construcción inmobiliaria

El país más caro de América Latina

El top tres de países que más han aumentado los valores de casas y departamentos lo lidera Turquía con un alza del 29,2% en doce meses, seguido de Nueva Zelanda y Estados Unidos, con subidas del 25,9% y 18,6%, respectivamente. 

En el caso de Chile, actualmente ha experimentado un alza del 10,7% en el mismo periodo, lo que le valió escalar 31 posiciones respecto al ranking pasado que evaluó el cambio de precios entre el primer semestre de 2020 y el primer semestre de este año. En la versión pasada del estudio el alza era del 1,7%. 

Todo esto permitió que nuestro país le arrebatara el primer lugar a Perú como el país con las viviendas más costosas de Latinoamérica, a su vez, sobrepasando a otras naciones que en el pasado listado ocuparon posiciones superiores como México, Brasil y Colombia. 

La razones: Materiales de construcción, mano de obra y retiros del 10%

Según comenta Sebastián Yáñez, uno de los factores que más han incidido en estos aumentos son los costes de los materiales de construcción, los cuales en ciertos casos han llegado a duplicar o triplicar su valor: “La madera, por ejemplo, que es uno de los materiales más económicos ha subido cerca del 30% o 40%, algo impensado antes de la pandemia”, señala. 

Sin embargo, el experto en construcción, agrega que la falta de mano de obra en el periodo más duro de la crisis sanitaria también motivó a la subida de precios. A pesar de que el empleo se ha recuperado progresivamente, la falta de personal de construcción ha causado un aumento en los sueldos de quienes trabajan en ese rubro. 

Por otra parte, Yáñez agrega que los retiros del 10% y otros estímulos monetarios han provocado un aumento en el precio de varios elementos del mercado, incluyendo casas y departamentos, ya que la personas al disponer de mayor capital han hecho aumentar la demanda de viviendas. 

¿Qué esperar de los precios en el futuro?

Por ahora el mercado inmobiliario nacional ha logrado buenos resultados durante los últimos seis meses, recuperando el terreno perdido durante la pandemia. Sin embargo, tal como se mencionó anteriormente, esta sensación de recuperación pudo haber sido influenciada por los retiros del 10%. 

“Una vez acaben los estímulos fiscales, lo que pasará con los precios de las viviendas es un misterio. Todo dependerá de factores como la demanda, el índice de desempleo, el valor de los materiales de construcción y el acontecer político nacional. Sin embargo, lo que sí es posible prever es que adquirir una propiedad mediante crédito será cada vez más complejo, manifiesta Yáñez Quezada. 

Hay que recordar que recientemente el Banco Central elevó la tasa de interés a 1,5%, lo que significa que el valor del dividendo de aquellos que contratan un crédito hipotecario aumentará considerablemente. 

La luz de esperanza para quienes quieren adquirir una vivienda en 2021 o 2022 recae en cómo evolucione la pandemia. Si es que ocurre nuevamente un repunte en los casos de coronavirus, es probable que la situación económica general no mejore.

Se parte compratiendo