Importante precedente: Coquimbo tramita ordenanza denominada «Contra el Acoso Callejero»

El texto sancionará acciones que denosten a personas con características o impedimento físico, identidad de pueblo originario, nacionalidad, orientación sexual, entre otros.

A una posible sanción de hasta 5 UTM (cerca de $267.380) arriesgaría las personas que realicen conductas de acoso sexual o manifestaciones ofensivas, expresiones verbales o físicas que signifiquen denostar a otras personas. Así lo está desarrollando la municipalidad de Coquimbo, que ya comenzó con el proceso de tramitación final de la ordenanza municipal, que sancionará este tipo de acciones en la vía pública y lugares de libre acceso en la comuna puerto.

Para el alcalde de Coquimbo, Alí Manouchehri este paso es fundamental para erradicar todo tipo de acoso, por lo mismo destacó que “iniciamos la tramitación de esta ordenanza que sancionará cualquier tipo de manifestación ofensiva hacia mujeres y hombres en la vía pública. Una iniciativa que contiene campaña de educación, prevención, capacitación de funcionarios y funcionarias, junto a los fiscalizadores. Como sociedad coquimbana, debemos condenar cualquier tipo de abuso o acoso sexual, más aún si ocurren en las calles de nuestra comuna, y dejar de normalizar este tipo de acciones”.

Mujeres de distintas edades, son quienes más han sufrido a lo largo de los años el acoso callejero, muchas veces sin poder defenderse. Francisca Flores (19), usuaria del Departamento de la Mujer y Equidad de Género, agradeció la iniciativa haciendo énfasis en la importancia de caminar segura por las calles. En esa línea, puntualizó que “ojalá vaya evolucionando y que todos sepan, para que las mujeres vayan tranquilas con sus hijos, tienen que andar con precaución, que siga evolucionando ese trato y que cambie Coquimbo, La Serena, que cambie todo y los hombres igual, que piensen en los derechos de las mujeres”.

La ordenanza municipal se enmarca dentro de las acciones emprendidas por el alcalde Manouchehri, que también contemplan la creación de la Agenda para la Equidad: Perspectiva de Género e Interculturalidad para el Municipio de Coquimbo 2021 – 2024, documento que confirma el compromiso de trabajo por parte del municipio, para erradicar todo tipo de malas prácticas basadas en el género y la discriminación racial. Daniela Álvarez, coordinadora de la Oficina de Desarrollo Estratégico de este departamento municipal, señaló que «estamos esperanzadas con la apertura que se han dado a estas temáticas, poniéndolas como un punto primordial en la agenda de esta gestión municipal, y en ese sentido estamos desarrollando también, para fortalecer la ordenanza contra el acoso callejero, otras estrategias que vayan en la línea de la educación, la sensibilización a las y los profesionales que vayan a estar involucrados durante este proceso de la implementación de la ordenanza”.

Ana María Perea, ciudadana inmigrante radicada hace unos años en Coquimbo, valoró este paso que está dando la comuna, subrayando que “lo encuentro genial porque así las personas podemos caminar más seguros en la calle. Es una manera más segura para las personas andar tranquilas, para que nadie te acose, sin que nadie te diga nada ni te haga sentir mal y te puedas sentir segura de caminar libremente. Así la gente va a pensar una y mil veces antes de burlarse de otro, me parece estupendo que haya sanciones para quienes acostumbran a hacer estas cosas”, enfatizó Perea.

Cabe destacar que dentro de las sanciones y prohibiciones se encuentran las conductas de acoso sexual o manifestaciones ofensivas desde gestos obscenos, jadeos, bocinazos o cualquier sonido gutural, captación de imágenes o vídeos sin consentimiento, actos de exhibicionismo, tocaciones indebidas, roces corporales, expresiones verbales o físicas que signifiquen denostar a otras personas por características o impedimento físico, identidad de pueblo originario, nacionalidad, identidad de género, orientación sexual, credo religioso o creencias políticas, las que podrán ser sancionadas desde las 2 a 5 UTM.

Carla Fibla, jefa del departamento comunal de la Mujer y Equidad de Género, puntualizó que “hoy día lo que corresponde es pasarla a distintas comisiones, específicamente a la Comisión de Género e Interculturalidad, que está presidida por nuestra concejala Sonia Elgueda, la única concejala mujer”. La fiscalización corresponderá a la Dirección de Seguridad Pública del municipio porteño y las infracciones serán cursadas por inspectores municipales y carabineros, quienes realizarán las respectivas denuncias en el Juzgado de Policía Local.

Se parte compartiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.