Vecinos de Coquimbo dan buen ejemplo implementando técnicas de compostaje

Una medida consciente con el medioambiente están desarrollando habitantes de la comuna puerto al poner en marcha un programa piloto de compostaje y vermicompostaje domiciliario y de acuerdo a los antecedentes del municipio, beneficiará a 280 familias quienes recibirán los implementos necesarios para comenzar a separar y gestionar sus propios residuos orgánicos en casa.

Un muy buen precedente en materia de cuidado al medioambiente están impulsando familias de los sectores de El Progreso, Villa El Bosque y Tambillos en el sector rural de Coquimbo. A través de la ONG “Tambo Vivo”, recibieron equipos para iniciar un proceso de manejo de residuos desde sus propios hogares como parte de la Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos (ENRO) que está apoyando también la municipalidad mediante diferentes capacitaciones para los habitantes de estos sectores favorecidos con la iniciativa.

La relevancia de esta importante propuesta que está impulsando Coquimbo, radica en los compromisos del convenio de cooperación Internacional
entre los Gobiernos de Canadá y Chile, cuyo objetivo es reducir la generación de los gases de efecto invernadero (GEI), a través de la adecuada gestión de residuos orgánicos. En este sentido, Andrea Reivi -quien lidera la ONG- señaló que “estamos muy contentas porque como ONG, pudimos agrupar a las 3 juntas de vecinos, Tambillos, El Progreso y Villa el Bosque, con ellos logramos una cantidad de 30 personas y gracias al departamento de Medio Ambiente del municipio, confiaron en nosotros para hacer el trabajo de monitoreo”.

Cabe destacar también que según los antecedentes dispuestos por el municipio, han logrado concretar un estado avanzado del Sistema de Certificación Ambiental Municipal (SCAM) con foco de trabajo en el área residuos que les permitirá entregar en comodato 270 composteras y 30 vermicomposteras a la comunidad para comenzar con este plan piloto de reciclaje de orgánicos. Al respecto, el delegado presidencial Ignacio Pinto, aseguró que “acá hay una muy ejemplo de la colaboración entre la sociedad civil, el municipio y también el gobierno para lograr algo que plantea un tema de presente, no de futuro que es el reciclaje, el tratamiento de los residuos orgánicos que son parte del 60% de los residuos que habitualmente
estamos botando en distintos lugares de nuestras casas, por lo mismo es muy relevante entregar estas composteras que va en beneficio de la comunidad, pero también un modelo que se puede replicar en el resto de la región”.

Desde la casa edilicia, Cristóbal Reyes, Director de Desarrollo Comunitario, agregó que “somos la única comuna de la región y la zona norte en contar con este programa y seguramente vamos a servir como referencia de otras experiencias futuras. Es un programa que va a cubrir buena parte del territorio coquimbano, no solamente el sector rural, articulando el área educativa, la protección medioambiental, participación de las organizaciones comunitarias y la sociedad civil organizada”.

Se parte compratiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *