Estudio a nivel mundial reveló que el 53% de las mujeres siente mayor estrés que hace un año atrás

Estudio que analizó la visión de 5 mil trabajadoras en 10 países arrojó que casi la mitad de ellas califica su salud mental como mala o muy mala y un tercio se ha ausentado del trabajo debido a esos motivos.

La crisis sanitaria y los nuevos modelos de trabajo han afectado de manera importante la salud mental de las personas, especialmente de las mujeres. Así lo constata un reciente estudio global que concluyó que más de la mitad de ellas siente mayor estrés que hace un año y un porcentaje similar califica su salud mental como mala o muy mala. La medición, que abarcó 5 mil trabajadoras de 10 países, es coherente con resultados obtenidos en Chile, donde el 49% de las mujeres declara sentir estrés, cansancio o agobio.

En la visión de Viviana Tartakowsky, Directora de la facultad de Psicología de la Universidad Bernardo O´Higgins (UBO), ella reveló que “la pandemia intensificó el triple rol de la mujer (crianza de hijo/as, trabajo y labores domésticas) y si a esto se agrega que aún seguimos en la incertidumbre por rebrotes de COVID, más la fatiga pandémica , declarada por la OMS el 2021, y el estrés parental que también fue conceptualizado en dicho año, no cabe duda que se acrecienta la sensación de estrés”.

La académica de la UBO enfatiza en que ese cuadro se ve empeorado por otras situaciones particulares de nuestro país, como son el “mayor sobreendeudamiento de la mujer, producto de la perdida de trabajo remunerado y de que muchas tuvieron que hacerse cargo de sus hijos la totalidad del tiempo”.

Otro aspecto preocupante dentro de los hallazgos es la dificultad delimitar la rutina laboral. Más de un tercio de las mujeres aseguró que su capacidad de desconexión es mala o muy mala y sobre el 90% cree que aprovechar o exigir las ventajas del trabajo flexible afectará sus posibilidades de crecer en la organización. Para Rodrigo Correa, gerente de Mandomedio Consulting, es llamativo que aun existiendo una ley que exige a empleadores respetar los tiempos de descanso, con espacios donde el equipo no esté obligado a responder solicitudes, la realidad muestra que hay escaso conocimiento de la normativa y, “por ende, pocas denuncias y fiscalización. Es un tema preocupante, pues aborda un pilar clave para el bienestar emocional de los trabajadores y, en consecuencia, para la productividad de las compañías”.

Lo más complejo de este escenario, de acuerdo a la opinión de los expertos, es que sólo el 43% de las colaboradoras se siente cómoda hablando de su salud mental en el trabajo, lo cual impone todo un desafío para los líderes de los equipos. “Es clave que las empresas trabajen en programas para reconocer el estado emocional de las personas y anticipar eventuales crisis psicológicas al interior de los equipos. Los que inviertan tiempo y recursos en este sentido irán varios pasos más adelante para disminuir la incertidumbre y desgaste mental”, aseguró Rodrigo Correa. Asimismo, el ejecutivo destacó la relevancia de la capacitación o formación de nuevas habilidades, lo cual “ya está internalizado en la mayoría de las compañías que han fortalecido la entrega de herramientas actualizadas a los colaboradores con robustos programas de capacitación, presenciales y remotos. Darles nuevos
conocimientos en su área o bien ampliar su campo de expertise es clave si se trata de realizar las labores en tranquilidad y con buenos resultados, lo cual repercute directamente en el estado emocional”.

En cuanto a qué debería hacer concretamente un buen líder para apoyar a las mujeres de su equipo, la académica de la UBO destaca que lo primero es considerar que “ellas deben tener tiempo de hacer otras tareas y que eso no hace que sean menos productivas. Por otra parte, es fundamental capacitar en temáticas de género, para que no se siga traspasando esta visión transgeneracional  a los más más jóvenes. Junto con ello, dar flexibilidad horaria según las necesidades de cada colaboradora, ya que hay muchas iniciativas que pueden ayudar a disminuir el estrés, como por ejemplo evitar los traslados gracias a la modalidad híbrida”.

Se parte compartiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.