Lapidario informe: CEAZA aseguró que las precipitaciones continuarán a la baja

“Las precipitaciones se mantendrán bajo el rango de lo normal en la Región de Coquimbo, básicamente por la mantención del Fenómeno de La Niña, y también, por la presencia de la mancha cálida en el Océano Pacífico Occidental”, indicaron desde CEAZA.

Las precipitaciones se mantendrán bajo el promedio para el trimestre que comienza. Así son los desalentadores pronósticos obtenidos a partir del Boletín Climático del CEAZA del mes de junio. El informe contempla que en los meses de junio, julio y agosto de 2022, además de las pocas precipitaciones, se espera que el sistema hidrológico continúe a la baja. Un comportamiento bajo lo normal que se extenderá por toda la temporada de lluvias, en las provincias de Elqui, Limarí y Choapa.

Sobre esta situación, el modelador estadístico de geociencias del CEAZA, Cristian Muñoz, establece que en cuanto a las precipitaciones, se espera que se mantenga la tendencia de los meses anteriores, ya que “las precipitaciones se mantendrán bajo el rango de lo normal en la Región de Coquimbo, básicamente por la mantención del Fenómeno de La Niña, y también, por la presencia de la mancha cálida en el Océano Pacífico Occidental”.

El especialista explica que esta “mancha cálida” es una zona del Océano Pacifico occidental subtropical, donde la temperatura superficial del mar aumentó. Este incremento de temperatura genera que el aire sobre dicha superficie se caliente, el cual luego es transportado por el viento hacia el Anticiclón, fenómeno atmosférico que es fundamental en el clima de nuestro país y que se refuerza aún más con este aire caliente, lo cual impide que los sistemas frontales lleguen a la Región de Coquimbo.

Niveles críticos de agua

La cantidad de agua contenida en los diversos embalses de la región es crítica, pues el agua embalsada en la Región de Coquimbo representa sólo un 13% de la capacidad total. Sin embargo, hay diferencias entre las distintas provincias, ya que Elqui representa un 28% de su capacidad, Limarí un 9% y Choapa, la zona más crítica con solo un 5% del recurso hídrico.

No hay mayor suerte respecto a las precipitaciones acumuladas en la costa y valle, pues de igual forma han sido escasas durante el inicio de la temporada lluviosa. Esto implica valores deficitarios importantes y que han sido consistentes, con el 79% de déficit promedio en el nivel de caudales a lo largo de la región, lo que se ha visto agravado debido a la negativa racha de precipitaciones anuales que se extiende desde 2018.

En cuanto al nivel de las temperaturas promedio, Muñoz explica que de igual manera se esperan niveles bajo lo normal, pues “a lo largo de la costa de la región, estarán bajo el rango normal para esta época del año, esto asociado a La Niña; mientras que hacia el interior se espera que las temperaturas se mantengan en un rango normal”. Con el inicio del invierno se estima que las heladas serán cada vez más frecuentes, aunque no lo suficiente para que la temperatura promedio siga bajando respecto a la situación actual.

Se parte compartiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *