SAG de la región ejecutará más de $753 millones para el Programa de Recuperación de Suelos Degradados

Con este presupuesto, el Servicio Agrícola y Ganadero busca aumentar el potencial productivo de los suelos degradados en la región de Coquimbo.

 El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) informa un incremento de $44 millones en los recursos disponibles para este año en el Programa de Recuperación de Suelos Degradados para la realización de labores que tienen por objetivo recuperar el potencial productivo o mantener los niveles de mejoramiento alcanzados, lo que se traduce en generar prácticas que sirven de apoyo para enfrentar con mejores herramientas la escasez hídrica y sus efectos sobre la tierra.

De esta manera, es que de $709 millones que dispuso el SAG para este año, los recursos se incrementaron a $753 millones para el programa de fomento del SAG que bonifica a los productores y productoras agrícolas con un monto máximo de 160 UTM (aproximadamente $9.319.000) para el financiamiento de hasta el 90% de obras tales como: Obras o prácticas que aumenten la capacidad de retención de humedad en el suelo; prácticas que mejoran la captura de agua; prácticas con alto requerimiento de mano de obra; prácticas y labores especiales Emergencia Agrícola.

El Seremi de Agricultura, Hernán Saavedra, explica que “este incremento en los recursos que generó el SAG deja de manifiesto el compromiso que el Ministerio de Agricultura y el gobierno tiene con el campo, con los agricultores y campesinos, ya que este programa permite mejorar la productividad de los suelos, los cuales a raíz de la extensa escasez hídrica que ha vivido la región, se han ido erosionando cada vez más, además de que permite dar trabajo a vecinos y familiares, lo que hace de este programa una herramienta de apoyo integral para la región”.

El beneficiario del Programa de la localidad de El Toro en la comuna de Punitaqui, Marcos Valdivia, explica que “nosotros postulamos con microterrazas que logramos concretar en una ladera que tenía mucho escurrimiento de tierra durante las lluvias. Ahora pudimos evitar el escurrimiento de tierra tras el último sistema frontal, comprobando que es un buen freno para el deterioro del campo. El beneficio es que se puede conservar el campo de buena manera sin grietas y sin daños con una labor hecha gracias a los aportes del SAG”.

El Director Regional (s) del SAG Jorge Mautz, realizó una invitación a estar atentos a los concursos que cada año realiza el SAG “el 2022 bonificamos un total de 146 labores, lo que refleja un incremento de más de 6.513 hectáreas mejoradas en la región, lo que sin duda es un gran beneficio para nuestra tierra, por lo que hacemos un llamado a continuar postulando a este programa ya que es un tremendo aporte para aumentar la productividad de nuestros suelos».

Dentro de las labores a postular, también se encuentran las labores de conservación, como microterrazas manuales, surcos en media luna, negarines,
limanes, cercos vivos, etc., que tienen por objeto incentivar la utilización de métodos de intervención de los suelos para evitar su pérdida.

Se parte compartiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.