Cómo detectar y prevenir un Ataque Cerebrovascular

El ataque cerebrovascular (ACV), sin duda, representa una de las principales causas de muerte e invalidez en nuestro país. Por esta razón, resulta imprescindible contar un buen diagnóstico y tratamiento oportuno, que lleven al paciente a poder identificar y reconocer los principales síntomas a tiempo,

La prevención es la principal receta para disminuir el riesgo de tener un accidente cerebrovascular. Respecto a la sintomatología para poder reconocerlos, los signos más comunes son: asimetría de la cara, lenguaje traposo e incoherente y debilidad de un lado del cuerpo. Basta solo uno de estos signos que hayan iniciado de forma rápida para tener casi un 80% de probabilidad de estar sufriendo un ACV.

Además, “dichos síntomas se presentan de forma brusca, de un momento para otro, ya que no son de progresión lenta, pues la persona de un día a otro puede presentarlos”, destaca Rodrigo Rivera, neuroradiólogo intervencional y director de ACEVE. 

Factores de riesgo

Al respecto, la Organización Mundial de ACV ha puesto gran parte de su esfuerzo en educar y difundir que el 90% de los ACV se deben a factores de riesgo que son manejables. Las medidas más costo efectivas son: controlar la hipertensión, ejercitar al menos 5 veces a la semana, mantener una dieta balanceada, reducir el colesterol, tener peso saludable, no fumar, reducir el consumo de alcohol, identificar y tratar la fibrilación auricular, manejar la diabetes y manejar el estrés y depresión.

¿A quiénes afecta?

Es importante considerar que un Ataque Cerebrovascular (ACV) le puede ocurrir a cualquier persona, pero es más frecuente en personas mayores de 60 años, sobre todo si tienen factores de riesgo vascular como hipertensión, diabetes 2, o colesterol alto. Se debe sospechar de un ACV cuando una persona presenta en forma súbita un déficit neurológico como dificultad para hablar, asimetría facial o debilidad de alguna extremidad (brazo o pierna). Esos son los síntomas principales y los que pueden causar mayor discapacidad.

 

Consulta inmediata

El Doctor Álvaro Soto, neurólogo especialista en enfermedades cerebrovasculares del Hospital Hernán Henríquez Aravena de Temuco, cuenta que “lo más importante para un paciente y sus familiares es consultar inmediatamente en un hospital para realizar un escáner del cerebro y ser evaluado lo antes posible por un especialista en neurología. Los neurólogos decimos que «tiempo es cerebro», mientras más rápido se atiende un paciente con un ACV menos son las secuelas”.

Si de prevención se trata, otro punto importante a considerar es mantener una dieta saludable y evitar el estrés. La Doctora Anita Olivos, neuróloga del Hospital Gustavo Fricke y coordinadora del Mes del ACV desde SONEPSYN, destaca que “es necesario también, saber si en la familia hay enfermedades que se pueden heredar como la HTA, diabetes o dislipidemias que podrían afectar. Es el autocuidado una responsabilidad personal, y el médico le ayudará a conseguir mantenerse sano si el paciente responsablemente forma parte activa de ello. Es uno mismo el protagonista de su cuidado”.

Se parte compartiendo