“Medidas urgentes” marcan el preocupante escenario para crianceros ante la negativa de San Juan para las Veranadas

En este contexto de premura en las gestiones para lograr revertir las decisiones de las autoridades trasandinas, el 28 de Octubre el CORE aprobó un proyecto presentado por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) que permitirá desparasitar en el corto plazo a un cercano de 20 mil cabezas de ganado, cuyo monto bordea los $78 millones de pesos.

El tiempo se acorta y cada día que pasa va generando más preocupación en las autoridades regionales, sobre todo las que están ligadas a la agricultura y a la ganadería, debido a la decisión que adoptaron desde la provincia argentina de San Juan, en la que manifestaron su negativa por tercer año consecutivo al paso de crianceros de la región de Coquimbo al proceso de veranadas o “Transhumancia” como también es conocido esta antigua actividad ganadera que permite que crianceros lleguen con su ganado a zonas cordilleranas para alimentar a la totalidad de sus animales.

Fue el propio Ministro de la provincia sanjuanina, Alberto Hensel que desestimó el requerimiento de la región de Coquimbo, debido a un complejo escenario de sequías que lo han llevado a garantizar el forraje suficientes solo para crianceros argentinos. En esa línea, la Gobernadora de la región Krist Naranjo, confirmó esta decisión de las autoridades trasandinas aduciendo que “aunque sospechaba una posible negativa, me enteré de esto por la prensa, ya que a pesar de que enviamos un oficio el 4 de octubre al Gobierno de San Juan, no obtuvimos respuesta hasta hoy. Es importante definir estos temas en conversaciones bilaterales, por eso espero que en adelante, con el gobernador Sergio Uñac podamos resolver este tema conversando, como debe ser”, enfatizó la autoridad.

Una de las autoridades que conoce esta situación, sobre todo en la provincia de Limarí, es el Consejero Wladimir Pleticosic, -quien es miembro de la Comisión de Cooperación Internacional, Relaciones Institucionales y Jurídica del CORE y del Comité de Dialogo Político. Pleticosic aseguró que “existe una historia importante entre Coquimbo y San Juan, y hemos tratado de coordinar nuestros esfuerzos desde comienzos de este año, así que creemos que aún existe la oportunidad de generar un diálogo. Estamos conscientes que hay una situación técnica que no permitiría las veranadas, pero vamos a seguir trabajando desde la amistad de ambos pueblos, ya que más allá de los informes técnicos, también hay consideraciones políticas y de relaciones internacionales que estamos llevando adelante”, manifestó Pleticosic.

En tanto el Consejero y también presidente de la misma comisión, Marcelo Castagneto no pierde las esperanzas en poder dar vuelta esta situación, apelando al tiempo que aún queda para que desde la región se pueda ir accionando correctamente, de acuerdo a lo que esperan las autoridades trasandinas con el recurso que ellos cuentan en sus montañas y que son vitales para los crianceros chilenos. La autoridad garantizó que harán lo posible para llegar a acuerdo con la provincia argentina.

Una de las voces críticas frente a este complejo escenario, es la de David Arancibia, presidente de la Asociación de Crianceros de la comuna de Monte Patria, quien manifestó que la gestión por parte de las autoridades no ha estado a la altura respecto a lo vital que resulta para los crianceros el trabajo en cordillera. Ante lo relativo a las medidas de mitigación que se ofrecen, en un eventual escenario en el que continúe la negativa por parte de la Provincia Argentina de San Juan, el representante de los crianceros fue enfático en solicitar que “en nuestra región necesitamos gente competente en el tema de agricultura, que escuche a los crianceros cuando les decimos que el tipo de ayuda que ofrecen está equivocada, queremos profesionales que sean del territorio y que sepan lo que se requiere para mantener a las cabras”.

Se parte compartiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *