Presentaron Juliet I: La primera cámara hiperbárica fabricada en la región de Coquimbo

Las terapias con cámaras hiperbáricas generan hiperoxia, lo que favorece en el metabolismo celular, permitiendo que el oxígeno llegue al cerebro, cartílagos, huesos y tejidos que, por diversas razones, pueden no estarlo recibiendo de manera adecuada.

Los hermanos Giorgio y Marco Albasini, cuentan con más de tres décadas de experiencia en el sector metalúrgico; sin embargo, en el año 2019 Giorgio decidió iniciar el proyecto de cámaras hiperbáricas monoplaza. Su decisión estuvo ligada a las carencias observadas en el sistema público y su deseo de contribuir en la calidad de vida de las personas, por tal motivo hoy ellos ofrecen como una alternativa mucho más conveniente al servicio clínico de terapia de oxigenación hiperbárica existente en el mercado actual, pues al tratarse de una cámara individual, resulta ser un dispositivo mucho más versátil, seguro y eficiente.

Al respecto, Andrés Zurita, director regional de Corfo, manifestó la relevancia de este tipo de proyectos que resuelven problemáticas relevantes: “la fabricación de Juliet I marca un hito muy relevante como emprendimiento innovador, dado que a partir de la iniciativa de emprendedores locales, quienes perseveraron en su propuesta y apalancaron instrumentos de Corfo, han logrado este hito de relevancia y alcance nacional que permitirá contar con una alternativa desarrollada localmente y contribuirá con la salud de las personas, y en paralelo muestra un interesante potencial de internacionalización”.

El dispositivo culminó con éxito la etapa de prototipaje y superó las diferentes pruebas técnicas y comerciales a las que fue sometido, es que finalmente sale al mercado la primera cámara hiperbárica de Albasini Medical, bautizada como Juliet I. Francesco Albasini, director de Albasini Medical, explicó las ventajas de la fabricación de estos equipamientos y las proyecciones que presentan, “el diseño propuesto garantiza gastos operacionales mucho menores en comparación a otras alternativas multiplaza o incluso monoplaza, que se importan a Chile.  Al día de hoy, estamos en búsqueda de algún socio que esté interesado en ser parte de este proyecto y desee convertirse en prestador de servicios de medicina hiperbárica”.

Albasini, reconoce que el aporte entregado por Corfo va más allá del financiamiento obtenido. “Muchas de las empresas a las cuales nos acercamos para requerir sus servicios, accedieron a brindarnos ayuda, motivados por el solo hecho de que se trataba de un proyecto que se encontraba patrocinado por esta institución”, señaló.

Además, agregó “la estructura del programa exigido por Corfo, constituyen un marco e incentivo para evitar cualquier tipo de procrastinación que se podría dar en este tipo de emprendimientos. La existencia de plazos y metas que cumplir fueron muchas veces el mejor incentivo para continuar en la difícil misión de completar las tareas comprometidas en los albores del proyecto”.

BENEFICIOS CÁMARAS HIPERBÁRICAS

Las terapias con cámaras hiperbáricas generan hiperoxia, lo que favorece en el metabolismo celular, permitiendo que el oxígeno llegue al cerebro, cartílagos, huesos y tejidos que, por diversas razones, pueden no estarlo recibiendo de manera adecuada.

Los beneficios se pueden observar en diferentes ámbitos, en primer lugar, sus efectos en la salud; en segundo lugar, contribuye en la estética y efectos anti-edad; en tercer lugar, contribuye en la rehabilitación y recuperación, y finalmente, su aporte en la medicina deportiva permitiendo que deportistas logren recuperaciones en un menor tiempo.

Se parte compartiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *