«Por un Chile que Lee» buscará frenar la crisis en lectura y escritura que la pandemia dejó en niñas y niños

Las autoridades han acordado que se requieren esfuerzos sistemáticos en distintos niveles y de manera sostenida en el tiempo, para reducir estas brechas, para que todos los niños y niñas tengan las mismas oportunidades de desarrollar la lectura.

Sin duda la pandemia por el coronavirus impactó de enorme manera en nuestro país y al mundo entero en general, ya que la sociedad debió adaptarse a cada uno de los efectos que eso tuvo en toda índole. Luego de casi tres años comenzada, uno de los mayores impactos se produjeron al interior de las aulas, ya que el hecho que las clases tuvieron que realizarse de manera virtual debido a las restricciones, aquello afectó enormemente el desarrollo de la lectura y escritura en los más pequeños del hogar. Es en este contexto, más de 100 instituciones públicas y privadas comenzaron la campaña «Por un Chile que Lee» que busca brindar mecanismos que permitan mitigar estas brechas que produjo la pandemia en el aprendizaje de las y los pequeños estudiantes.

En cuanto a la región de Coquimbo, el llamado de las autoridades educacionales es a fomentar el hábito lector desde la primera infancia, como sucede en el jardín infantil de JUNJI “Rinconcitos de Luz” del sector Lomas de San Ramón, Tierras Blancas, comuna de Coquimbo con capacidad de atención para 76 niñas y niños con una sala cuna heterogénea, 1 nivel medio menor y un nivel medio mayor.

Respecto al lanzamiento de este nuevo plan, la Seremi de Educación, Cecilia Ramírez, enfatizó que “la pandemia nos dejó a nivel mundial brechas en el aprendizaje que tenemos que atender, pero por sobre todo en el proceso de lectura y escritura. Es muy importante que desde la sala cuna, así como lo hicieron en este jardín Junji, que se pueda fomentar el gusto por la lectura con las niñas y niños, para que así en su trayectoria educativa sea un hábito. La lectura y la escritura, y en particular la lectura es uno de los principales aprendizajes que acompañarán durante toda la trayectoria educativa. Como Ministerio de Educación tenemos la labor y el deber de hacer estas alianzas estratégicas con la sociedad civil para apoyar el fomento lector de todos los niveles educativos del sistema, como con la campaña Por Un Chile Que Lee”.

En esa misma línea, la Directora Regional (S) de JUNJI, Marta Barraza, manifestó que en los jardines infantiles de la institución en donde se ejecuta este trabajo “nuestro personal se ha capacitado, en cómo mediar en las diferentes herramientas que se entregan para la estimulación temprana, desde la sala cuna a los niveles más grandes, en todo lo que es el acercamiento a la lectura, pero a través de lo lúdico, del juego. Este plan nacional lector a nos va dando herramientas para que los niños vayan tomando el hábito de querer los libros, cuidarlos, pero también gozarlos, a través del juego. Hay un acercamiento hacia ellos y además se une la familia de asumir el libro, como un recurso de aprendizaje”.

Sobre las estrategias que tiene el Jardín Infantil Rinconcitos de Luz para estimular el primer acercamiento de la niñez con los libros, la encargada (S), educadora de párvulos Jennifer Rodríguez afirmó que “como dice nuestro sello, promovemos la lectura desde la primera infancia. Por eso, la estrategia que utilizamos con las familias es invitarlos al jardín infantil a conocer las experiencias educativas. Ellos vienen a contar cuentos, también hacemos dramatizaciones con cuentos, donde lo más importante es que la familia esté inserta en el jardín infantil. En cada nivel tenemos incorporado el Plan Nacional de la Lectura, donde son protagonistas de los aprendizajes”.

La red “Por un Chile que Lee” partió por la iniciativa de un grupo de instituciones como son Fundación CMPC, Fundación Alma, Fundación AraucaníAprende, Fundación Crecer con Todos, Fundación Hijos Lectores y Fundación Sara Raier de Rassmus, las que, alarmadas por la evidencia sobre el rezago y las brechas en lectura y escritura, se reunieron con el objetivo de trabajar por el levantamiento de una campaña para visibilizar y abordar este problema.

La red “Por un Chile que Lee” lanzó su primera acción conjunta en redes sociales con varias figuras públicas que se han sumado voluntariamente a la iniciativa y representantes de las organizaciones participantes, quienes han hecho un llamado a hacerse cargo del problema e incentivar la lectura en las familias. La red seguirá trabajando en nuevas acciones para el periodo estival y para enfrentar el nuevo año escolar de 2023. Pueden seguir la cuenta de Instagram @porunchilequelee y en Facebook Por Un Chile Que Lee.

Se parte compartiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *