Denuncias por acoso laboral y acciones antisindicales recaen sobre la Seremi de Salud Paola Salas

Escenario que se habría originado por un constante hostigamiento a los trabajadores y trabajadoras que hacían uso de licencias médicas y que debieron retornar forzosamente a sus labores. Denuncia que también señaló una agresión verbal hacia la presidenta de la asociación de funcionarios (as) por parte de la Seremi Salas en una sesión del mes de Febrero. La autoridad aludida desmintió tajantemente las acusaciones.

La tensión se instaló al interior de las oficinas de la Secretaría Regional Ministerial de Salud, luego que la directiva de la Asociación de Funcionarios de la Seremi de Salud (AFUSEREMI) presentara una denuncia en contra de la actual Seremi Paola Salas, a la que acusaron de llevar a cabo acciones de acoso laboral y de prácticas antisindicales. En una carta que ha sido respaldada además por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y la Federación Nacional de Funcionarios de la Subsecretaría de Salud Pública (FENFUSSAP), expusieron que fue durante el 21 de Febrero pasado, en que las cosas se salieron de control tras la reacción que habría tenido la autoridad hacia una funcionaria que habría solicitado información sobre el uso de la Asignación por Función Crítica (AFC). A lo anterior, acusaron también sobre la constante necesidad de la Seremi de tener acceso a la información de licencias médicas de las y los funcionarios, asegurando incluso que algunos han tenido que retornar forzosamente a sus labores por el miedo de perder sus empleos.

Respecto a este complejo escenario, Fabiola Vargas, presidenta de la AFUSEREMI, aseguró para Diario El Día que esta situación comenzó desde el año 2022 y fue durante la reunión del 21 de Febrero último, en donde la relación se habría quebrado entre la autoridad y la directiva de la asociación. «Nosotros criticamos su reacción desmedida ante el cuestionamiento por acuerdos que se firmaron cuando ella asumió como seremi, los que no han sido cumplidos, entre los que se incluye la AFC y los ascensos de grados para los funcionarios», sostuvo.

Respecto a las delicadas acusaciones que recaen sobre la seremi Salas, la dirigente sostuvo que «las situaciones de acoso y maltrato comenzaron el año pasado, cuando la autoridad pidió que se hicieran informes por las licencias médicas de ocho de nuestros socios, quienes se integraron forzosamente a sus labores y ahora tienen miedo de perder sus trabajos (…) Se hizo una presentación a nivel central por la situación y además se hicieron las denuncias por la agresión verbal que sufrí por parte de ella en un pasillo y por la agresión a mi compañera».

En tanto, desde la vereda opuesta, la Seremi Paola Salas y su equipo desmintieron estas acusaciones por parte de la directiva de la AFUSEREMI, mientras que ésta última espera reunirse lo más pronto posible con el Delegado Presidencial, Rubén Quezada, con el propósito de manifestar sus puntos de vista sobre este escenario. En un comunicado por parte de la autoridad aludida, se señaló que «desmentimos rotundamente la existencia de acciones antisindicales, matonaje o persecución de trabajadores y trabajadoras por parte de la autoridad (…) Existe por parte de la seremi Paola Salas, completa disposición para construir una relación de cooperación y colaboración mutua con los funcionarios y funcionarias», cerró la misiva.

Se parte compartiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *