Inédito procedimiento permitirá tratar eficazmente a pacientes con infartos desde la Red de Urgencias

De las más de 400 mil atenciones en la Red de Urgencia regional, más de la mitad consulta en este tipo de dispositivos, por lo que manejar estos casos mejora enormemente la oportunidad en la atención y permite resolver problemas de salud cada vez más complejos en el territorio.

Almorzando, caminando, haciendo deporte o solo conversando, en cualquier momento el corazón puede dejar de bombear de forma imprevista. Es que cuando una persona sufre un infarto, la sangre deja de fluir al cerebro y a otros órganos vitales, por lo que la atención debe ser urgente.

Hasta hace poco, esta respuesta clínica solo era brindada por los hospitales, situación que cambió hace unos meses, cuando los Servicios de Atención Primaria de Urgencia de Alta Resolutividad, SAR, se capacitaron en el manejo de pacientes con infartos, lo que hoy les permite realizar una intervención denominada trombólisis coronaria, procedimiento que se realiza mediante la aplicación de un fármaco que busca destruir los trombos o coágulos de sangre que obstruyen el flujo del torrente sanguíneo y disminuyen la cantidad de oxígeno en la zona.

“Este es un medicamento que pretende tratar a los pacientes que presentan infarto agudo al miocardio, una patología que muchas veces ocurre porque se obstruye una arteria coronaria y eso provoca que parte del corazón del paciente esté muriendo, pudiendo generar arritmias malignas que le quiten la vida. En ese sentido, este medicamento permite destapar esa arteria coronaria y lo ideal es hacerlo dentro de los primeros 30 minutos, de esa forma bajamos el riesgo de arritmias malignas. Además, la administración precoz puede evitar secuelas futuras, de ahí la importancia de poner a disposición este medicamento en los dispositivos SAR para mejorar la oportunidad de acceso a estos pacientes”, explicó el Dr. Nazareno Carvajal, médico del Subdepartamento de Gestión Hospitalaria del Servicio de Salud Coquimbo.

En tanto, Franco Gutiérrez, enfermero clínico del SAR Raúl Silva Henríquez, uno de los dos dispositivos de urgencia que ya ha realizado este procedimiento en la región, destacó que si bien “este fármaco es sencillo de administrar, trae muchos riesgos. La primera vez que me tocó administrarlo y trabajar en un protocolo de este tipo, estaba bastante nervioso, pero gracias a la buena coordinación, tanto nuestra como equipo local, como con el SAMU, logramos sacar adelante al paciente y hoy está en su casa”, recordó el profesional.

CENTROS DE SALUD CON MAYOR CAPACIDAD RESOLUTIVA
Los Servicios de Atención Primaria de Urgencia de Alta Resolutividad, son dispositivos que pasaron de atender a la comunidad en horario fijo, a estar abiertos los 7 días de la semana, las 24 horas al día. Una herencia de la pandemia que hoy permite que centros como el de Raúl Silva Henríquez, Emilio Schaffhauser, Tierras Blancas, Marcos Macuada y Monte Patria, reciban urgencias en todo horario, algo que hasta hace 3 años, solo era posible en los hospitales.

Sin duda, esta importante iniciativa de atención 24/7 ha logrado mantenerse gracias al enorme compromiso y dedicación de los equipos multidisciplinarios de Atención Primaria y el apoyo de las municipalidades, quienes hoy contribuyen a seguir avanzando en la implementación de procesos y procedimientos clínicos de mayor complejidad.

“En el mes del corazón, esta alianza estratégica de la Corporación Gabriel González Videla con el Servicio de Salud ha determinado que un proceso que se ha hecho de piloto ha dado muy buenos resultados para enfermedades cardiológicas, las que han podido ser enfrentadas no solo con un fármaco de primer nivel, sino que, con una capacitación a los profesionales de salud, y que tanto el SAR Raúl Silva Henríquez como el Emilio Schaffhauser han salvado dos vidas y respondido bien. ¿Quién gana? El usuario y las personas, quienes van a poder tener acceso a medicamentos en temas tan complejos como todo lo que tiene que ver con trombosis y cardiología”, expresó Ernesto Velasco, secretario general de la Corporación Gabriel González Videla.

La doctora Lorena Casarín, directora del Departamento de Salud de la Corporación Gabriel González Videla, también valoró esta alianza, señalando que han “avanzado en el concepto de Red Asistencial, por lo que es muy importante ir aportando cada vez más en resolutividad, de manera que las urgencias de nuestros hospitales no se vean tan sobredemandas e ir avanzando en la oportunidad para el paciente, mejorando la atención y la capacitación de nuestros funcionarios. En este caso, con esta alianza con el Servicio de Salud que nos entrega el fármaco y la capacitación, podemos atender a nuestros pacientes en el área que corresponde, en este caso en Las Compañías y en el área centro con el SAR Emilio Schaffhauser. Por lo tanto, estamos descomprimiendo los hospitales y recibiendo derivaciones de otras comunas, es el concepto de red el que a nosotros nos mueve”.

Finalmente, Sergio Galleguillos, referente de la Red de Urgencia del Servicio de Salud, detalló que desde hace un tiempo, se ha venido reforzando el trabajo de complejización de los dispositivos SAR, poniendo “énfasis en la implementación de nuevas estrategias enfocadas a mejorar el manejo del infarto y en que todas las intervenciones que vamos a hacer en la urgencia vayan en beneficio de una oportuna atención a los pacientes y mejorar la cobertura dentro de los dispositivos. La gestión en red siempre está enfocada en mejorar la atención, y dentro de ese punto, nuestro rol ha sido generar acompañamiento a los establecimientos para implementar nuevas estrategias, acompañar en la capacitación y entregar una atención oportuna”, indicó.

Actualmente, son dos los servicios de urgencia que ya han realizado los primeros procedimientos de trombólisis coronaria: el SAR Raúl Silva Henríquez y el SAR Emilio Schaffhauser. Ambos dispositivos continúan recibiendo acompañamiento y retroalimentación permanente de los equipos clínicos, por lo que se espera que muy pronto los otros tres centros puedan sumarse a esta iniciativa.

Se parte compartiendo