Volvió la felicidad para el CDLS tras ganar sólidamente frente a Unión San Felipe por 2-0

Tras una mala racha de cuatro partidos seguidos sin saber de victorias, el cuadro granate retornó en gloria y majestad al triunfo, aún con la mira de alcanzar la cima tal como lo fue al comienzo de la temporada.

Club Deportes La Serena retornó a la gloria tras festejar una victoria de local frente a Unión San Felipe, por 2-0, ante más de 3 mil espectadores que llegaron a las gradas del Estadio La Portada para ser testigos de esta hazaña papayera que los vuelve a poner en competencia directa para el ascenso.

Un encuentro que sirvió para probar nuevas piezas en los locales, debido a extendidas bajas en los granates. Aquellas ganas y ansiedad se hicieron notar de manera positiva en el CDLS, sobre todo en uno de los que buscaba su oportunidad, Matías Cortés, juvenil que ya mostraba sus credenciales al “deté” Luvera. Tanto fue así que abrió el marcador ya finalizando el primer tiempo tras un tiro libre bien ejecutado por Luckas Carreño.

Con un rival que también quiso hacerse notar, La Serena muy confiada desplegaba su juego con un fondo de 3 que permitió mayor vertiginosidad ofensiva al cuadro granate, que a su vez demostraba una sólida defensa que condicionó de manera constante el juego de San Felipe. Tras la escueta ventaja, llegaría el segundo tanto casi al final del encuentro, cuando Fabián Espinoza aprovechó una larga arremetida para sellar el 2-0 definitivo que devolvió las esperanzas en todos los hinchas serenenses que anhelan el ascenso.

Se parte compartiendo