Ciclo Realidad Aumentada culminó su primera parte con positivo balance

Bajo una ecléctica mezcla de géneros y talentos locales, este ciclo de conciertos ha logrado generar un nuevo referente en la Región de Coquimbo para la presentación de propuestas independientes de autor, ligadas a la creación original. Sus primeras dos fechas, en el Teatro Municipal de Ovalle y el Centro Cultural Palace de Coquimbo dan cuenta de un propuesta conjunta en la que artistas y audiencias buscan el equilibrio entre accesibilidad y riesgo artístico.

La Región de Coquimbo es un epicentro de creatividad y expresión artística que bulle con una salud vibrante en la escena de la música independiente. En este caldo de cultivo, algunos de los exponentes más destacados se han unido en un ciclo de conciertos llamado “Realidad Aumentada”. Este evento logró en sus dos primeras ediciones erigirse como una experiencia musical única, que recorre géneros desde el folk y el rock hasta la electrónica y la música urbana.

El ciclo “Realidad Aumentada” se inauguró el pasado 19 de agosto en el reconocido Teatro Municipal de Ovalle. Este icónico escenario acogió a un público ansioso de vivir una noche de música independiente de alta calidad. Y el ciclo no decepcionó, presentando un cartel de artistas que representan lo mejor de la creación musical original en la región.

Jorge Barahona, el talentoso cantautor detrás de La Playa, entregó un ecléctico set que abarcó desde el pop sintético hasta el indie acústico, paseándose por toda su discografía con notable elegancia. En selectos pasajes se hizo acompañar por la grata voz de la cantautora ovallina Fernanda Ravanal, creando momentos de magia musical que resonarán en la memoria del público por mucho tiempo.

El live set de Miopec elevó la energía del público a nuevos niveles. Generando un ambiente rítmico e hipnótico, condujo a la audiencia a través de un viaje de baile y momentos de ruidismo ocasional. La fusión de sonidos y estilos proporcionó una experiencia única, consolidando su estatus como un productor y músico que desafía las convenciones musicales, con un despliegue austero en la superficie, pero lleno de capas y capas de sonido envolvente.

Oscar Hauyon, músico, cantautor y gestor cultural con dos décadas de trayectoria, está afianzando un formato power-trío en vivo. Acompañado del guitarrista Felipe Marcello y el baterista Eduardo Arriagada, el sonido de su propuesta se tornó mucho más robusto y pesado. Sorprendió con momentos en los que creaciones de talante más cercano al synthpop alcanzaron en decibelaje al rock alternativo o industrial.

Ria Orange relumbró en el escenario ovallino de “Realidad Aumentada” con una propuesta que deambula hábilmente entre los sonidos del trap y el neosoul, ofreciendo una actuación competente y versátil que atrapó a la audiencia, con featurings y un cuidado desarrollo escénico.

En Ovalle, también estuvo presente el preciosismo intimista de Fernanda Ravanal, cuya calidad interpretativa quedó de manifiesto con una propuesta despojada de todo artificio y basada en la simplicidad de una voz cálida y una ejecución instrumental correcta. Su conexión con el público fue palpable. Además, su colaboración con La Playa en algunas canciones fue un punto culminante, añadiendo una dimensión especial a la presentación de ambos artistas y demostrando su versatilidad y química musical en el escenario.

La segunda parada del ciclo “Realidad Aumentada” tuvo lugar el pasado sábado 9 de septiembre en la Sala de Artes Escénicas del Centro Cultural Palace de Coquimbo. El público se congregó una vez más para sumergirse en una experiencia musical ecléctica y emocionante.

Además de Miopec, La Playa y Oscar Hauyon, en esta fecha brillaron dos necesarias adiciones que dinamizaron aún más la propuesta del ciclo:

Planta Carnívora, el proyecto musical de Fabiola Alarcón, irrumpió en el escenario con su estilo único llamado “rapón”, fusionando el rap con sonidos del CasioTone y líricas estridentes. Ampliamente conocida en muchos circuitos del under chileno y latino, la intérprete concitó la atención principal de las y  los presentes, entregando algunos clásicos de su repertorio y llenando el escenario con su lírica y su actitud urgente, que bien rezuma reivindicaciones sociales, de género y ecológicas con humor negro y actitud de collage. Un viaje sonoro provocador y emocionante.

Duerme & Cae!, banda de La Serena y Coquimbo que fusiona indie, pop y rock en sus canciones, ofreció un espectáculo lleno de accesibilidad musical. Sus estribillos pegajosos y ganchos melódicos demostraron ser irresistibles para el público, respaldados por el carisma de sus dos integrantes principales, Nonita y Sebastián.

Las declaraciones de los artistas presentes en “Realidad Aumentada” reflejaron la importancia de este ciclo de conciertos para la escena musical independiente de la región. Marcelo Peña, conocido como Miopec, expresó su gratitud por la oportunidad de acercar su música al público local y destacó la importancia de generar una escena local sólida.

Duerme & Cae! también elogió el evento como una plataforma para conectarse con colegas y ampliar su alcance en la región. Agradecieron el hecho de que el público conectara de manera tan positiva con todos los artistas que se presentaron. Fernanda Ravanal compartió su experiencia de satisfacción y agradecimiento por la gestión del evento, destacando la calidad técnica y el ambiente acogedor creado por “Realidad Aumentada”.

Jorge Barahona, el cerebro detrás de La Playa, describió la experiencia como “inmersiva y transformadora”. Habló de la calidad del sonido en ambos teatros y cómo conectó con el público a través de sus canciones y la colaboración especial con Fernanda Ravanal.

“Realidad Aumentada” demostró que  no sólo promueve la música independiente de la región, sino que también crea un espacio de encuentro neurálgico, necesario para músicas y músicos, gestores, espacios ampliamente validados y diferentes empredimientos ligados a la creación original de música popular con estéticas que se emparentan en la experimentación estilística.

Se parte compartiendo