Cuidar el intestino tras Fiestas Patrias: Los probióticos son la clave

Especialistas recomendaron tratar bien el intestino después de las fiestas, haciendo hincapié en que este órgano trabaja muy duro y necesita ayuda para proteger el bienestar mental y físico de cada día.

Las Fiestas Patrias fueron un momento para compartir risas, diversión y, sobre todo, mucha comida. Algunos dicen: «No me cabe más, ¡pero siempre hay espacio para el postre!”. Con todo, las celebraciones pueden ser un verdadero reto para nuestros intestinos.

Por lo mismo, después de las Fiestas Patrias no se debe perder de vista que llevar una dieta más equilibrada hace mucho más por nuestro intestino, y por nuestro bienestar general, que solo evitar la culpa después de comer.

Un órgano oculto

Los avances científicos de la última década han arrojado nueva luz sobre la relación entre el intestino y la salud en general. Resulta, por ejemplo, que más del 70% de nuestras células inmunitarias se encuentran en el intestino, donde billones de bacterias amistosas ayudan a defender el organismo contra microorganismos nocivos y a mantenernos en buen estado de salud.

«El microbioma intestinal es tan importante como cualquier otro órgano del cuerpo. Es un órgano oculto con 100 billones de microorganismos que se comunican con el cerebro, el sistema inmunitario y otros órganos para ayudarnos a mantenernos sanos», afirma la Dra. Milagro Sosa, Directora Médica de Abbott.

La salud intestinal importa

Nuestro intestino puede influir tanto en nuestra salud física como mental. «Cuando el ecosistema intestinal está alterado, el riesgo de hipertensión y enfermedades como la obesidad o la diabetes es mayor», indica la Dra. Milagro Sosa.

También existe una relación entre las bacterias de nuestro intestino y nuestro estado de ánimo. Las bacterias del intestino producen sustancias químicas esenciales para el cerebro que repercuten directamente en la función cerebral y la salud mental. Es el caso de la serotonina, una hormona conocida por mejorar el estado de ánimo.

Probióticos: ayudantes amistosos en el intestino

«Las dietas altas en carbohidratos refinados, ricas en pastas, arroz y cereales, pueden desequilibrar nuestro intestino. Lo mismo ocurre con el estrés o la toma de antibióticos», explica la Dra. Sosa. Y ahí es donde intervienen los probióticos, organismos vivos que se toman en suplementos o alimentos, y que ayudan a aumentar los niveles de bacterias buenas para mantener el intestino en equilibrio.

«Apenas estamos empezando a comprender cómo los probióticos nos ayudan a llevar una vida sana y próspera», afirma la facultativa. «Sabemos que unos buenos niveles de bacterias amistosas mantienen a raya a las dañinas, reduciendo la hinchazón y el riesgo de infecciones. También hay estudios que sugieren un impacto positivo en la salud del corazón o en el tratamiento del cáncer «, añade la Directora Médica de Abbott.

Los probióticos también previenen y tratan muchas afecciones gástricas como la diarrea, el estreñimiento y el síndrome del intestino irritable, una afección crónica que puede volverse más común en la mediana edad.

Pasos para mejorar la salud intestinal

¿Cómo podemos ayudar a nuestro intestino a mantenerse sano? Una dieta equilibrada es un excelente punto de partida. El yogur y los alimentos fermentados como el kéfir -o yogur de pajaritos- y el chucrut contienen probióticos1,2.  También es esencial comer cereales integrales y fibra. Estos alimentos alimentan a las bacterias buenas de nuestros intestinos, favoreciendo su desarrollo.

“Si quieres mejorar tu salud intestinal o mantenerla a largo plazo, también puedes tomar suplementos probióticos. Tu médico puede aconsejarte mejor sobre tu dieta y suplementos», añade la Dra. Milagro Sosa.

Se parte compartiendo