Ñublense le aguó la fiesta a Coquimbo Unido por 3 a 1 desde el Sánchez Rumoroso

Con una impecable participación del Pato Rubio para los «Diablos Rojos», quien se llevó el balón con su «hat trick» ante el Pirata, los de Chillán obtuvieron valiosos tres puntos que lo acercan a puestos de Sudamericana.

Con más de 5 mil espectadores desde las gradas del Francisco Sánchez Rumoroso, Coquimbo Unido salió comprometido a hacerse fuerte de local, sin embargo se vio casi todo el encuentro superado por Ñublense que no dio tregua en ningún momento, con un férreo esquema que complicó a los del puerto de principio a fin. Fue en los pies del experimentado Patricio Rubio, quien anotó en tres ocasiones, que los rojos consiguieron una victoria por 3 a 1 ante el «barbón» que debe a toda costa asegurar su cupo para torneos internacionales.

A pesar que Coquimbo venía de una victoria de local ante O’higgins, no fue posible desplegar la misma fuerza ante los chillanejos que se mostraron muy ordenados en sus líneas, dejando muy pocas opciones ofensivas para el aurinegro, que se vio obligado a replegarse para frenar el avance de los diablos rojos. Un primer tiempo muy agraz para los dirigidos por el «Nano» Díaz que no lograban concretar el poderío que siempre supone a los elencos que juegan de local.

Ya en el segundo periplo, comenzaron las estocadas para los piratas que no afianzaron esa verticalidad de otros encuentros, dejando jugar a Ñublense que aprovechaba los espacios en área rival logrando a los 58′ abrir el marcador tras anotación de Rubio. Como un impulso en tono de aliciente, los diablos dieron su segunda estocada, apenas cinco minutos después cuando el juez Juan Lara cobró penal para la visita y que fue aprovechado nuevamente por el ex atacante de la U.

Con ese 2 a 0 en contra de Coquimbo Unido, vino una especie de segundo aire que tomaron los locales para no dejarse avasallar ante el cuadro que no desaprovechaba oportunidades en área rival. Fue a los 71′ cuando el querido Holgado descontara para el barbón que soñó en algún momento con un empate gracias a la arremetida y vertiginosidad del elenco, sin embargo no tuvieron éxito en esa campaña que se fue cargando nuevamente para Ñublense.

De esta manera, el tiro de gracia final llegó para los rojos en los 88′ finales cuando nuevamente el juez Lara cobró un tiro desde los doce pasos para la visita. Como buen artillero, Rubio no falló y consiguió su hat trick que a la postre le brindó la victoria a los de Chillán que se ubicaron 8° en la tabla con 33 unidades. Por otra parte, Coquimbo Unido se mantiene 6° con 35 puntos.

Se parte compartiendo