Gobierno promulgó la nueva ley que acaba con la doble evaluación docente

Una vez promulgada la nueva ley de Educación, el ministro Cataldo aseguró que “vuelve coherente la evaluación con los procesos de mejoramiento educativo de las escuelas y eso tiene mucho valor, porque generamos una sinergia en el diseño institucional del sector educativo”.

Como parte de las actividades de conmemoración del Día de la Profesora y el Profesor, este lunes el Gobierno promulgó la ley que consolida un Sistema de Único de Evaluación Docente, que pone fin a la doble evaluación y fortalece la labor pedagógica. Recordemos que este proyecto fue impulsado por el Ministerio de Educación y fue aprobado la semana pasada en la Cámara de Diputadas y Diputados, luego de un amplio acuerdo político. 

En una ceremonia realizada en el Salón Montt Varas del Palacio de La Moneda, la vicepresidenta de la República, Carolina Tohá, explicó que hasta ahora convivían dos sistemas de Evaluación Docente sobrepuestos, lo que, en vez de mejorar el proceso, generaba una distorsión. “Pasar de dos evaluaciones a una, no es menos evaluación, es mejor evaluación. Es una evaluación más coherente con la idea de escuela, con la idea de educación que tenemos que ir buscando”, dijo. 

“Al final, lo que queremos es que cuando un profesor le va mal en la evaluación, tenga el apoyo para resolver sus problemas, y si le va bien, que tenga mayor responsabilidad y que tenga también la posibilidad de influir de mayor manera sobre sus pares. Ese es el sentido de tener un sistema de evaluación, es una brújula para tomar decisiones”, añadió. 

A ello, el ministro de Educación, Nicolás Cataldo, destacó que la ley también fortalece la labor pedagógica porque “vuelve coherente la evaluación con los procesos de mejoramiento educativo de las escuelas, y eso tiene mucho valor, porque generamos una sinergia en el diseño institucional del sector educativo”. 

Además, el ministro detalló que esta ley “es parte de una estrategia mayor de desarrollo de capacidades de los centros educativos que estamos impulsando en el Mineduc, y que posee otras etapas, como contar con una carrera de trayectorias directivas y un proyecto de ley que se haga cargo de los importantes desafíos de la convivencia escolar y el bienestar de las comunidades”. 

“Destacamos la transversalidad política alcanzada en este proyecto, pero también damos cuenta de un diagnóstico común sobre los desafíos que tiene la educación en Chile. Es nuestra responsabilidad como Mineduc seguir trabajando en base al diálogo con todos los sectores políticos, porque lo aprobado hoy puede marcar un camino de mejoras al sistema educativo”, concluyó el ministro Cataldo. 

Mejoras en la Evaluación Docente 

La nueva ley establece que los profesores de establecimientos públicos dejen de ser evaluados por dos sistemas distintos, la Evaluación Docente y el Sistema de Desarrollo Profesional Docente, y sean evaluados por este último, tal como ocurre en el sector particular subvencionado, generando un proceso más eficiente y transparente, que beneficiará a 116 mil profesores.  

También será creado un mecanismo para asegurar la formación continua de docentes avanzados en su carrera, de los tramos Experto I y Experto II, que hoy no están obligados a evaluarse, y se establecerá la obligación de que los instrumentos de evaluación sean ajustados a los niveles y modalidades en que trabajan los docentes.  

Igualmente, aquellos docentes de establecimientos particulares subvencionados que están en el tramo Acceso de la Carrera Docente, cuya evaluación era opcional hasta ahora, a partir de esta ley pasarán a evaluarse obligatoriamente. Esta medida será aplicada de forma progresiva entre 2025 y 2027. 

La ley también mejora el acompañamiento del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) a docentes principiantes que no han logrado avanzar de tramo en su carrera, y permite que las y los profesores que tienen contratos de 44 horas semanales puedan hacer sus procesos de inducción dentro de su jornada laboral, en las horas no lectivas, lo que hasta ahora no podían hacer.

Se parte compartiendo