Corte Suprema rechazó recursos de OCEANA que buscaban invalidar proyecto del «Puerto Cruz Grande»

En tanto, y una vez informados de la decisión del máximo Tribunal, el Gerente General de la Compañía Minera del Pacífico (CMP), Francisco Carvajal, señaló que esperan que el dictamen sea respetado por todas las partes.

Una importante decisión adoptó esta semana la Corte Suprema sobre el proyecto de Puerto Cruz Grande, que busca ser emplazado en las costas de La Higuera. Veredicto que no estuvo exento de polémicas, luego que el máximo Tribunal rechazara los recursos de nulidad interpuestos por la ONG, Oceana, para evitar una eventual instalación del proyecto.

Los recursos presentados por el organismo de protección medioambiental, tenían por objeto invalidar la Resolución de Calificación Ambiental del proyecto de Puerto Cruz Grande, perteneciente a la CMP y que se proyecta ejecutar en el sector de la caleta Cruz Grande de la localidad de Chungungo, comuna de La Higuera.

De acuerdo a los antecedentes de este proyecto, la instalación portuaria Cruz Grande atenderá naves graneleras de hasta 300.000 DWT y su propósito inicial sería brindar los servicios de recepción, acopio y embarque de graneles minerales requeridos por el “Proyecto Tofo” y, eventualmente, por otros proyectos mineros interesados, como se indica en la descripción del proyecto presentado ante el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA).  

Una vez informados de la decisión del máximo pleno, Francisco Carvajal, Gerente General de la Compañía Minera del Pacífico (CMP), señaló que esperan que el dictamen sea respetado por todas las partes. Acerca de la situación del proyecto, «actualmente, el proyecto se encuentra en su etapa de desarrollo de ingeniería para su futura operación».

ANTECEDENTES DE LA TRAMITACIÓN DEL PROYECTO PUERTO CRUZ GRANDE

De acuerdo a la trayectoria de este polémico proyecto, Puerto Cruz Grande ingresó al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), el 6 de agosto de 2012, y mediante Resolución Exenta N°10 de fecha 30 de enero de 2015, la Comisión de Evaluación de la Región de Coquimbo lo calificó de manera favorable para su aprobación. Sin embargo, en febrero de 2020, transcurridos cinco años desde tal decisión, la empresa aún no iniciaba las obras de ejecución.

Es en esta línea, que con fecha 3 de febrero de 2020, la ONG Oceana solicitó a la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) que se declarara la caducidad de la Resolución de Calificación Ambiental favorable de Cruz Grande, ya que habían transcurrido los cinco años desde la notificación de la RCA sin iniciar la ejecución del proyecto proyecto. Es importante recalcar que la caducidad tiene por objeto que los proyectos aprobados ambientalmente sean ejecutados en condiciones similares a aquellas que se tuvieron a la vista durante la evaluación ambiental del mismo.  

Se parte compartiendo