Wilson Villanueva: El interno que sufría discriminación fue encontrado muerto en cárcel de Huachalalume

“Cualquiera de las dos situaciones  (intervención o no de terceros)  son graves, porque, de ser un suicidio, deriva de lo que se estaba reclamando desde septiembre del año pasado”, sostuvo el abogado de Villanueva tras enterarse de su deceso.

Gran conmoción se generó la tarde de este sábado al interior de la cárcel de Huachalalume tras la muerte del interno Wilson Villanueva Riffo, de 24 años de edad y que de acuerdo a los primeros indicios brindados, no presentó lesiones atribuibles a terceros. Cabe señalar que el interno se encontraba desde octubre pasado, lidiando una serie de problemáticas con Gendarmería, debido a que habría sido víctima de episodios de discriminación y agresiones.

Quien se encontraba viendo su caso, era el abogado Rodolfo Bórquez, que relató para Diario El Día, parte de los sucesos que Villanueva venía enfrentando. El profesional sostuvo que la víctima mantenía una relación con otra interna del módulo 94, exclusivo para la comunidad LGBTI+ del recinto penitenciario. Tras algunas inspecciones en donde ambos habrían sido sancionados tras incautarles elementos sospechosos, la Justicia determinó que fueran trasladados a recintos penitenciarios de Arica y Concepción, respectivamente.

No obstante, el abogado apeló a esa decisión y logró que ambos internos pudieran retornar a Huachalalume. Una batalla judicial que terminó con un inesperado giro para el abogado, quien nunca pensó en este fatídico final. Luego de notificársele el fallecimiento del interno, Bórquez señaló que “cualquiera de las dos situaciones  (intervención o no de terceros)  son graves, porque, de ser un suicidio, deriva de lo que se estaba reclamando desde septiembre del año pasado”.

Po otra parte, Lorraine Salvo, quien es dirigente de Traves Chile y delegada de Trans Chile, lamentó profundamente en cómo terminó la historia del interno que al parecer, venía viviendo un calvario al interior del recinto penitenciario. “Lamentablemente, es una continuidad de abusos y de vulneraciones que han sido sostenidas en el tiempo y de las que la institución no se hace cargo”, sostuvo Salvo.

“No son respetadas las compañeras y todo lo que conlleva ser una persona LGBTI+ en esos módulos. Son tratados de forma que no corresponde, con insultos y todo lo que reclamen o digan es molestia para la institución. Siempre hay una confrontación entre estos grupos y la institucionalidad”, enfatizó la dirigente.

Se parte compartiendo