Encuesta invita a soñar un «Chile regional y descentralizado»