Techo para Chile regresa con sus Trabajos de Verano luego de 2 años de pausa por la pandemia

Según el Catastro Nacional de Campamentos 2020-2021, hay alrededor de 82 mil familias que viven en cerca de 1000 campamentos a lo largo del país, 74% más que en 2019. Y en 7 de cada 10 de estos campamentos, la mayoría de las viviendas está en mal estado o presentan problemas. La convocatoria para los trabajos regionales, con excepción de la Región Metropolitana seguirá abierta en www.techo.org/chile/voluntariado.

Después de dos años sin construcciones y actividades en terreno producto del contexto social y la pandemia, los voluntarios y voluntarias de TECHO-Chile volverán a los trabajos de verano este 2022, con el objetivo de construir 174 viviendas para las familias en exclusión habitacional. El impacto económico producto de la emergencia sanitaria se ha hecho sentir en una de las poblaciones con mayores desventajas para enfrentar esta crisis. Según el Catastro Nacional de Campamentos 2020-2021, hay alrededor de 82 mil familias que viven en cerca de 1000 campamentos a lo largo del país, 74% más que en 2019. Y en 7 de cada 10 de estos campamentos, la mayoría de las viviendas está en mal estado o presentan problemas.

Los Trabajos de Verano 2022 serán la primera actividad de TECHO-Chile en el año en que celebran 25 años de existencia, marcando así un hito inicial en su aniversario de plata.

“Tenemos una tremenda responsabilidad como país. Aún en Chile tenemos familias que viven en condiciones inhumanas en los campamentos, entre desechos y piso de tierra. Nos moviliza la indignación de que hayan chilenos y chilenas de primera y segunda categoría. Estos trabajos son importantes, porque todas las familias de nuestro país debieran contar con un techo y un piso firme desde donde comenzar a soñar. Son 25 años en que decenas de miles de voluntarios y voluntarias han estado con los más pobres de nuestro país, y ahora no haremos la excepción”, dijo Héctor Guarda SJ, Capellán de la organización.

Por su parte, Vicente Stiepovich, director social de TECHO-Chile indicó que están “muy preocupados por miles de familias que están viviendo o han tenido que llegar a vivir a campamentos, impulsados por pérdida de empleo, motivos económicos y por la pandemia, porque esto responde a un problema de fondo de acceso a la vivienda que no podemos desconocer. Pero al mismo tiempo estamos muy contentos con la motivación de cientos de voluntarios y voluntarias que quieren reencontrarse con las comunidades, y dedicar semanas de su verano a ayudar y compartir con cerca de 180 familias que ya nos están esperando para poder recibir su vivienda”.

Desde TECHO-Chile indican que si bien una vivienda de emergencia no es la solución al problema de fondo de déficit habitacional en el país, que hay que solucionar en el corto plazo entre múltiples actores, la urgencia de cientos de familias por lo más básico no puede seguir esperando y desde ahí surge la esencialidad de iniciativas como esta, en no abandonar a estas comunidades en su transitoriedad.

Los Trabajos de Verano 2022 se extenderán desde esta semana hasta el 05 de febrero, periodo en el que se trabajará en la construcción de 174 viviendas de emergencia en 17 “escuelas” en seis regiones del país: la Región de Tarapacá, en Alto Hospicio; en la comuna de Monte Patria, en Coquimbo; en las comunas de Valparaíso, Quilpué, Villa Alemana; en la comuna de Rancagua, en la Región de O’Higgins; en la Región de BioBío en las comunas de Tirúa, Coronel y Concepción; y en la comunas de Temuco y Gorbea en la región de la Araucanía.

Conscientes de la enorme necesidad hoy en materia habitacional, los trabajos de TECHO-Chile buscan poder llegar a territorios que habitualmente no se llega y que presentan un aumento considerable de familias viviendo en campamentos (como en los casos de Alto Hospicio, Valparaíso, Rancagua, Concepción, Temuco, entre otros), como también a territorios donde la necesidad está más presente, como es el caso de Monte Patria, Villa Alemana, Coronel, Tirúa y Gorbea.

El director de Construcciones y Emergencias de TECHO-Chile, Felipe Torra, afirmó que “la pandemia nos ha afectado en general, pero sobre todo a las familias con mayores necesidades y es así como hoy día, después de casi dos años de no poder estar de forma masiva con las familias, es que volvemos a poder movilizar cerca de 800 voluntarios a nivel nacional que irán a construir viviendas en distintas regiones del país a cientos de familias que hoy viven, más que una emergencia sanitaria, una emergencia habitacional”.

Estas construcciones serán posibles gracias al dinero recaudado en la Colecta por un Techo 2021, realizada por voluntarios y voluntarias de TECHO en noviembre de este año y que también pudo desplegarse en las calles de todas las regiones del país después de dos años de recaudación digital y que contó con el aporte de miles de personas y organizaciones del país.

Se parte compratiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *