Condenan a capitán de Carabineros por apremios ilegítimos cometidos en Coquimbo durante el estallido social del 2019

En procedimiento abreviado, el Juzgado de Garantía de Coquimbo dictó condena contra el capitán de Carabineros Ricardo Luego Aracena, como autor de los delitos de apremios ilegítimos, falsificación de instrumento público, detención ilegal, obstrucción a la investigación y vejámenes injustos, respecto de cuatro víctimas. Ilícitos perpetrados en octubre y diciembre de 2019, en la comuna.

En la audiencia, y previa aceptación por parte del imputado de los hechos contenidos en la acusación fiscal, el magistrado aprobó el procedimiento abreviado propuesto por el Ministerio Público con la anuencia de los querellantes, imponiendo al sentenciado la pena única de 5 años de presidio, más las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos e inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo que dure la condena.

Al reunir Luego Aracena los requisitos legales, el tribunal resolvió sustituir la pena corporal por la de libertad vigilada intensiva por el mismo lapso, y aplicó la prohibición de acercarse a las víctimas durante el tiempo de la condena.

Asimismo, el condenado deberá presentarse ante el centro de reinserción social que Gendarmería de Chile determine y someterse a un plan de intervención individual.

“Si la pena sustitutiva fuese quebrantada el condenado cumplirá integra y efectivamente la pena privativa de libertad impuesta, o en su caso se la reemplazará por una pena sustitutiva de mayor intensidad o se dispondrá la intensificación de las condiciones decretadas”, consigna el fallo.

La resolución dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que el 20 de octubre de 2019, cerca de las 14 horas, en calle Aldunate de la comuna de Coquimbo, J.A.M.A. fue detenido por Carabineros por estar grabando, junto a su pareja F.A.A., con su celular un procedimiento policial, siendo reducido con golpes de puño y puntapiés por los uniformados y, al momento de ingresarlo al carro policial, el capitán Ricardo Luengo Aracena le disparó con el arma antidisturbios de perdigones de goma, impactándolo en el costado derecho de la espalda, siendo trasladado a la Segunda Comisaría de la ciudad, donde no se le prestó ayuda ni auxilio médico inmediato. Después de varias horas fue trasladada hasta el Hospital San Pablo. En tanto, la joven F.A.A. fue golpeada por el imputado con la escopeta antidisturbios en la nuca. Además el acusado elaboró un parte policial con información falsa.

Posteriormente, el 22 de octubre, cuando el periodista L.S.V. cubría las manifestaciones en el sector del hospital de Coquimbo, en el momento que comenzó una transmisión en vivo, el acusado intentó que no grabara en forma agresiva y con uso excesivo de la fuerza.

En tanto el 2 de diciembre del mismo año, a eso de las 20.00 horas la víctima P.J.A.V. se encontraba en la vía pública en el sector paso sobre nivel de la Ruta 5 Norte, en el marco de las manifestaciones que se realizaban a lo largo del país, fue abordada por el capitán de Carabineros, quien trató de detenerlo no logrando su propósito. La víctima huyó y se inició una persecución por calles cercanas a la que se incorporaron otros uniformados y el vehículo de fuerzas especiales, logrando su detención en la vía pública donde fue agredida principalmente en su cabeza y rostro con golpes de pie y puño por los carabineros a cargo del capitán Luengo, que presenció y consintió la agresión y no impidió que se detuvieran, resultando con lesiones de mediana gravedad.

Luego que la víctima fuese atendida en el servicio de urgencia, en la madrugada del 3 de diciembre fue ingresada a la Segunda Comisaría de Coquimbo en calidad de detenido por el delito de maltrato de obra a Carabineros, a raíz de la información falsa proporcionada por el Capitán, siendo posteriormente formalizado ante el Juzgado de Garantía de la ciudad por el Ministerio Público.

Se parte compartiendo