Municipio de Combarbalá rechazó fuegos artificiales: Utilizarán recursos para brindar agua en la ruralidad

Una decisión que fue apoyada a comienzos del mes de diciembre con un respaldo total de cada uno de los concejales y el propio alcalde de la comuna limarina.

Como una manera de hacer un uso más eficiente de los recursos, y además de combatir la problemática generada por la sequía que afecta al territorio hace más de una década, el alcalde de Combarbalá: Pedro Castillo Díaz, planteó la decisión de suspender los tradicionales fuegos artificiales que se lanzaban para el año nuevo, redestinando dichos recursos para adquirir agua que se destinará a los sectores rurales de la comuna. Según las sesiones del concejo municipal, esta decisión que fue apoyada de manera unánime por sus integrantes.

Frente a esta decisión apoyada por los concejales, el alcalde Castillo señaló que ”debido a la pandemia de Covid 19 y particularmente a la sequía que afecta a nuestra comuna de Combarbalá desde hace ya más de 15 años, por consecuencia del cambio climático, las prioridades de inversión de la municipalidad y la focalización de los recursos ha experimentado una transformación, que se ha ido sosteniendo durante el tiempo y es así que para
este año 2021 que recibe al próximo 2022, hemos determinado no lanzar fuegos artificiales, en primer término, considerando los requerimientos socio ambientales que se han puesto sobre la mesa».

Una noticia que aseguró el edil, permitirá garantizar el acceso al principal recurso hídrico enfocado en las familias que viven y desempeñan labores agrícolas en los sectores apartados del centro urbano de Combarbalá. En ese sentido, la autoridad agregó que «redistribuiremos esos recursos y los destinaremos específicamente para la distribución de agua de consumo animal, ya que esta escasez hídrica está afectando severamente los ganados caprinos de nuestra comuna dónde hay una altísima cantidad de mortandad y una afectación a una actividad económica fundamental para nuestra comuna».

Castillo aseguró que no solamente se destinará para labores agrícolas, sino que además esta focalización permitirá asegurar el uso de agua para las propias personas, considerando también los complementos que reciben de los servicios gubernamentales que evalúan la emergencia hídrica. El edil finalmente puntualizó que «junto con esto, gracias a los recursos que vamos a poder redestinar, podremos sostener la distribución para consumo humano, con un camión adicional a los que ya tiene distribuido la ONEMI en la comuna para apoyar a aquellos sistemas de APR que durante la temporada estival del 2022, puedan verse afectados con la disminución de los caudales de sus pozos y así continuar con un servicio permanente para todos los vecinos de la ruralidad de nuestra comuna de Combarbalá”.

Se parte compratiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.