Justicia determinó indemnizar a hermanas detenidas y torturadas en 1973 en La Serena

Según el fallo: «el daño moral es tan natural y perceptible para las dos hermanas que debieron padecer por haber sido detenidas ilegalmente y haber sufrido crueles torturas, consistentes en maltratos físicos y psicológicos”.

El Vigesimonoveno Juzgado Civil de Santiago acogió la demanda de indemnización de perjuicios presentadas por la hermanas Tegualda Agustina Ruiz Rodríguez y Guacolda del Rosario Ruiz Rodríguez, quienes fueron detenidas ilegalmente por efectivos del Ejército y sometidas a torturas en octubre de 1973, en la ciudad de La Serena. En la sentencia, se condenó al fisco a pagar la suma de $40.000.000 (cuarenta millones de pesos) a cada una de las
víctimas, como reparación del daño que les provocaron agentes del Estado cuando solo tenían 19 y 21 años de edad.

De acuerdo a los detalles de la resolución, se mencionó que “tales tratos, por cierto degradantes, que son consecuencia del actuar coercitivo de agentes del Estado, cuyo deber funcionario en ningún caso ni momento validó la adopción de procedimientos y medidas como las operadas en estas personas, abusando de una posición de poder y engendrando en las víctimas una sensación de vulneración, despojo e incertidumbre persistente(…) Las víctimas fueron lesionadas en su esfera inmaterial y en magnitud importante, puesto que les hicieron sentir que perderían la vida, siendo golpeadas y amenazadas, todo esto cuando todavía eran muy jóvenes».

De esta manera, el dictamen determinó que «el Estado de Chile ha reconocido oficialmente a las demandantes como víctimas de represión política, a partir de lo cual y en conjunto con los otros antecedentes adjuntados al proceso, como los relatos consignados en los informes (…) Estos hechos no fueron cuestionados en el juicio en cuanto a su ocurrencia, solo cabe creer en la versión entregada, y en relación al dolor moral invocado, tenerlo por serio y grave, por no poder esperarse otra cosa”.

Se parte compratiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *