Este Jueves se promulgó la nueva Ley de Control de Armas que sancionará con mayores penas

Entre los principales aspectos de la nueva ley, controlará los lugares donde se realiza práctica con armas e incluirá a la PDI como institución fiscalizadora.

Tras 15 años discutiéndose en el Congreso, este jueves el gobierno promulgó finalmente la Ley de Control de Armas. Iniciativa clave para fiscalizar y perseguir el uso de armas de fuego y entregarles mayor seguridad a las familias. Esta ley incorpora técnicas especiales de investigación, aumenta las sanciones y fortalece la fiscalización.

En ese sentido, el mandatario Sebastián Piñera, aseguró que «va a mejorar la seguridad y la tranquilidad de todas las familias, porque esta ley va a permitir fortalecer el control de las armas de fuego y, también, de las condiciones. Y, en consecuencia, permitir que las familias puedan vivir con mayor libertad y con mayor tranquilidad’’, sostuvo el jefe de Estado en el acto realizado en el Centro Depositario de Armas de Carabineros, acompañado por los ministros del Interior, Rodrigo Delgado; Defensa, Baldo Prokurica; y Justicia, Hernán Larraín.

A nivel regional el delegado presidencial, Ignacio Pinto, destacó que “con esta nueva Ley estamos respondiendo a un compromiso que asumimos como Gobierno, a través de la Agenda de Seguridad y el control de armas para ejercer una labor más eficiente en torno a la prevención de delitos y combatir con nuevos elementos a la delincuencia, al narcotráfico y a las bandas organizadas. Si bien esto es un adelanto significativo, debemos avanzar en brindar mejores herramientas a nuestras policías. Es una tarea que esperamos el próximo gobierno continúe para seguir brindando seguridad y protección a las familias”.

De acuerdo a las estadísticas, el año 2021 aumentó en un 103% el decomiso de armas modificadas, armas de fogueo que son adaptadas para tener poder letal. Por ello, dentro de los cambios está la inclusión expresa de las armas adaptadas, de fogueo o juguete y de silenciadores como elementos prohibidos. Su uso, tráfico y venta está totalmente regulado y debe ser debidamente registrado. La Ley también controlará los lugares donde se realiza práctica con armas o donde se realizan deportes con ellas, lo cual actualmente esto no está estipulado en la ley.

Las penas por entregar armas a menores de edad aumentan a un rango de entre 541 días y hasta 5 años de presidio, y se crea el delito de adulteración, alteración o destrucción del sistema de trazabilidad de las armas. En cuanto a la fiscalización, se incorpora a la PDI como institución fiscalizadora de armas, labor que antes solo realizaba Carabineros y las Fuerzas Armadas; se controlarán almacenes y depósitos, se ampliarán los horarios de fiscalización; y la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN) y las policías elaborarán anualmente un plan que deberá ser aprobado por el Ministerio de Defensa y el Ministerio del Interior.

Se parte compratiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *